El opaco concierto de Woody Allen en Badajoz, nuevo antojo del Gobierno extremeño

Woody Allen, durante un concierto de jazz.
Woody Allen, durante un concierto de jazz.

Ejecutivo regional y ayuntamiento fronterizo se acogen en Extremadura a una supuesta cláusula de confidencialidad para no desvelar las cifras de inversión pública de esta cita cultural.

El opaco concierto de Woody Allen en Badajoz, nuevo antojo del Gobierno extremeño

Ejecutivo regional y ayuntamiento fronterizo se acogen en Extremadura a una supuesta cláusula de confidencialidad para no desvelar las cifras de inversión pública de esta cita cultural.

 

Parece que la Comunidad Autónoma de Extremadura estuviese gobernada por un gabinete de comunicación y marketing en lugar de por políticos con verdadera vocación de servicio público. Parece también que el niño ha salido con antojo... Parece, solo parece, que Extremadura continúa siendo lo mismo que fue en décadas pasadas, un cortijo particular. Eso sí, más moderno y 'cool' que en tiempos de régimen socialista. Vamos a ello...

“Relacionar el nombre de Woody Allen con Badajoz no tiene precio”. Así lo ha afirmado esta misma semana el alcalde de la ciudad fronteriza, Francisco Javier Fragoso, tras anunciarse que el afamado director de cine y su banda The New Orleans Jazz Band se subirán a las tablas del Palacio de Congresos para ofrecer un concierto el próximo 30 de diciembre. A la venta, desde el próximo martes, 773 entradas con precios de entre 20 y 50 euros.

Pese a las palabras de Fragoso, que bien podrían haber salido de un spot de MasterCard, y de varios responsables del Gobierno regional, lo cierto es que este hecho sí tiene un precio, aunque no se quiera desvelar, apelando a una supuesta cláusula de confidencialidad.

Sea como fuere, nadie pone en duda el impacto mediático que seguro supondrá esta cita para la imagen de Badajoz, pero esconder las cifras aportadas por la Administración Pública no es, precisamente, una jugada maestra, sino un ejercicio de opacidad que declara la guerra al tan manido concepto de transparencia, tan utilizado últimamente por la raza política.

¿Acaso este montante económico es secreto de Estado o su anuncio puede suponer un riesgo para la seguridad nacional? Cláusulas de confidencialidad, sí, pero no con el dinero de todos...

 

El opaco concierto de Woody Allen en Badajoz, nuevo antojo del Gobierno extremeño
Comentarios