La ONU pide igualdad de oportunidades para la población refugiada

Refugiados. / Archivo Mundiario
Refugiados. / Archivo Mundiario

El líder de las Naciones Unidas sostiene que todas las personas tienen derecho a buscar seguridad, sin importar su procedencia o el momento en el que “se vean obligadas a huir”.

La ONU pide igualdad de oportunidades para la población refugiada

Cada 20 de junio se celebra el Día Mundial de los Refugiados con el propósito de enaltecer la fuerza y el coraje de las personas desplazadas y refugiadas del mundo, por tanto, António Guterres, secretario general de la ONU, envió un mensaje a los países de acogida en el que pidió dotar a estas personas de las oportunidades necesarias para una “nueva vida”.

Los refugiados merecen “oportunidades para sanar, aprender, trabajar y prosperar. Oportunidades para volver a su lugar de origen si así lo deciden, o para reconstruir sus vidas en otro lugar, con seguridad y dignidad”, agregó.

Por otro lado, Filippo Grandi, Alto Comisionado de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), destacó que el número de personas desplazadas ya superan los cien millones, situación que “parecía inimaginable”, pero que aún no posee respuestas que contengan la creciente tendencia.

De hecho, manifestó que “la falta de soluciones sigue creciendo conforme el número de personas forzadas a huir supera al de personas que pueden retornar a casa, reasentarse en un tercer país o integrarse por completo al que les ha dado acogida. En otras palabras, el desplazamiento forzado está superando a la respuesta que se da a las personas que huyen”.

Costa de Marfil, un ejemplo de retorno voluntario

Ante esto, Grandi exhortó a los líderes mundiales a unir esfuerzos que construyan la paz y mitiguen el sufrimiento de las personas desplazadas “mediante soluciones humanas y duraderas”. Incluso, tomó el caso de Costa de Marfil como ejemplo a seguir, pues el conflicto que vivió la nación africana obligó a cientos de personas a huir, sin embargo, durante la última década han retornado voluntariamente más de 310.000 refugiados.

“El mundo tiene que elegir entre sumar esfuerzos para revertir la tendencia de persecuciones, violencia y guerras, o bien, aceptar que el legado del siglo XXI será el incesante desplazamiento forzado. Sabemos cuál es la opción correcta y sensata”, sentenció.

Además, este funesto crecimiento del número de desplazados se produce en medio de inminentes recortes que debe hacer el Programa Mundial de Alimentos (PMA) por la falta de fondos. Mismos que afectarán significativamente las raciones de comida para los refugiados de Etiopía, Kenya, Sudán del Sur, Uganda, Burkina Faso, Camerún, Chad, Mali, Mauritania y Níger. @mundiario

La ONU pide igualdad de oportunidades para la población refugiada
Comentarios