La ONU ha pedido limitar los alquileres en las ciudades de España

Philip Alston. /  @Alston_UNSR
Philip Alston. / @Alston_UNSR
El relator opinó sobre el drama de los desahucios, y los “exponenciales” aumentos del precio del alquiler, especialmente en las grandes ciudades.
La ONU ha pedido limitar los alquileres en las ciudades de España

El relator de la ONU de pobreza severa, Philip Alston, ha propuesto que una de las medidas más urgentes que deben afrontar los políticos es "regular los precios de los alquileres en las grandes ciudades".  "No se pueden permitir ascensos que dupliquen el precio de las viviendas", añadió el relator en una entrevista con El Periódico. Al mismo tiempo el vocero de la ONU, ha considerado importante  intervenir el mercado libre en este aspecto. La imagen que constata el informe de la ONU en materia de políticas sociales es el de un país "quebrado". "Esta es la obra de gobierno de los últimos diez años, han preferido hacer políticas para los ricos antes que los pobres", sostuvo Alston, en clara alusión a los mandatos de Mariano Rajoy (PP) al frente del ejecutivo central.

Se refirió a uno de los graves problemas que tiene España en relación del acceso a la vivienda, según la mirada del representante de las Naciones Unidas. Asimismo opinó sobre el drama de los desahucios, y los “exponenciales” aumentos del precio del alquiler, especialmente en las grandes ciudades. “La Constitución reconoce el derecho a la vivienda, el gobierno debe tomárselo seriamente”, criticó.

Por un lado reclamó invertir en un parque de vivienda pública, donde mientras la media en la UE está en el 20% España no llega al 3%. Pero, pensando en el futuro inmediato, reconoce que hay que regular el precio del alquiler. “No se puede dejar en manos del mercado exclusivamente la función de garantizar una vivienda digna”, añadió. “Hay que dejar la lógica empresarial y pensar en los derechos de las personas”, insistió. En ese sentido también pidió hacer extensible la normativa catalana para impedir cortes de luz, y avanzar para que haya descuentos reales en la factura de la luz. “No puede ser que la gente tenga que elegir entre comer o poner la calefacción”, tachó.

 "España se debe mirar al espejo", fue una de las primeras frases de su rueda de prensa en Madrid, en la que situó al país "a la cola" de Europa redistribución de la riqueza. "Hay un porcentaje demasiado alto de personas que viven en la pobreza", alertó. Un porcentaje, el de la exclusión social, que en diez años ha crecido seis puntos, mientras que las clases más altas se han enriquecido un 25% y pagan la mitad de impuestos. "Han gobernado para los más ricos".

Asimismo se refirió a las situaciones que le tocó percibir en españa: “un barrio pobre con condiciones mucho peores que un campamento de refugiados, sin agua corriente, electricidad ni saneamiento”. Se refiere, a los campamentos de inmigrantes que trabajan en las campañas de la fruta en Huelva, el barrio de la ‘Cañada Real’ en Madrid, o el barrio sevillano de ‘Los Pajaritos’, en Sevilla. “Tratados como basura”, a juicio del relator, es como viven según él las personas inmigrantes, rumanos de etnia gitana, “olvidados por los gobiernos y la sociedad”. “Un negocio, como el de la fruta, que gana 600 millones de euros al año, no puede permitirse trabajadores en estas condiciones”, añadió. @mundiario

La ONU ha pedido limitar los alquileres en las ciudades de España
Comentarios