La ONU advierte de que 1,4 millones de personas están sin agua en el este de Ucrania

Bandera de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). / Pixabay
Bandera de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). / Pixabay

La organización sostiene que seis millones de personas tienen graves problemas para acceder diariamente a fuentes limpias de agua potable.

La ONU advierte de que 1,4 millones de personas están sin agua en el este de Ucrania

Han transcurrido 52 días desde el inicio de la “operación militar especial” de Vladímir Putin, contra Ucrania y los números de la tragedia son desalentadores. 11 millones de desplazados, infraestructuras destruidas y el asedio de las fuerzas rusas han ocasionado la muerte de miles de ucranianos. Además de esto, casi un millón y medio de personas en el este de Ucrania  están sin agua corriente y se suman a los cuatro millones y medio que no tienen acceso al agua potable, según informó este sábado por medio de un comunicado la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Más de siete semanas intensas hostilidades en Ucrania han devastado las redes de agua y electricidad, en un país donde seis millones de personas luchan cada día por tener agua potable, "una de las necesidades humanas más esenciales", según la ONU.

Daños al suministro de agua

De hecho, desde el pasado 24 de febrero, día que inició la guerra, solo en el este de Ucrania se han registrado al menos 20 incidentes que han dañado la infraestructura del suministro de agua, agravando una situación ya complicada por ocho años de conflicto entre las fuerzas independentistas y el Gobierno ucraniano, lo que amenaza con empujar al sistema a un “colapso total”.

Por su parte, Osnat Lubrani, coordinador de la OCHA para Ucrania, ha asegurado que el agua “es un derecho para todos” y la mala calidad de esta, “puede provocar enfermedades, como cólera, diarrea, infecciones de la piel y otras enfermedades infecciosas mortales”.

La crítica situación se agrava en las principales ciudades de Donetsk y Lugansk, donde 340.000 personas corren el riesgo de perder el acceso a agua potable si se seca un embalse en Horlivka. Asimismo, el sistema de Járkov también se está viendo afectado, y es que según la ONU, uno de los técnicos de agua de la ciudad fue herido y cuatro más en Chernígov, sumados a los 35 ingenieros de agua que murieron o resultaron heridos en las provincias de Donetsk y Lugansk desde 2014.

El escenario no pinta mejor en Mariúpol, donde es probable que “decenas de miles de personas utilicen fuentes sucias en busca de agua”. Además de esto, como si fuera poco, David Beasley, director del Programa Mundial de Alimentos de la ONU, aseguró que más de 100.000 civiles “se están muriendo de hambre” en la sitiada ciudad.

Niños vulnerables

Ante esto, Murat Sahin, representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en Ucrania, señala que los niños son especialmente vulnerables a la crisis.

"Los niños pequeños que viven en zonas de conflicto tienen 20 veces más probabilidades de morir de enfermedades diarreicas relacionadas con el agua insalubre que de la violencia directa, como resultado de la guerra", agregó.

Asimismo, destacó que el acceso de los niños al agua, “no debe verse comprometido como resultado de la guerra, porque para ellos es una cuestión de vida o muerte”. @mundiario

La ONU advierte de que 1,4 millones de personas están sin agua en el este de Ucrania
Comentarios