Buscar

MUNDIARIO

OMS: Los próximos meses serán muy duros en el hemisferio norte del planeta debido a la COVID-19

Básicamente, lo que ahora propone la OMS consiste en no utilizar las cuarentenas totales, sino que sean confinadas solo las personas infectadas mientras se rastrean y se aíslan a sus contactos.
OMS: Los próximos meses serán muy duros en el hemisferio norte del planeta debido a la COVID-19
El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Gebreyesus / Cadena SER.
El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Gebreyesus / Cadena SER.

Las temperaturas globales también influyen en el desarrollo del ciclo biológico que tiene en jaque a la humanidad. Lo que ocurra con la pandemia de Covid-19 de aquí al final de 2020 dependerá en buena parte de las medidas de seguridad que los Gobiernos implementen para resguardar a sus poblaciones de la ola de frío extremo que se avecina a partir del Polo Norte.

Y es que demasiados países están viendo “un aumento exponencial de casos y los hospitales y sus UCI (Unidades de Cuidados Intensivos) se están llenando cuando el invierno y la temporada de gripe ni siquiera han empezado”, advirtió la agencia de salud de la ONU, que pidió a los Estados “tomar medidas urgentes y contundentes para evitar la necesidad de cierres como los del inicio de la pandemia”.


Quizás también te interese:

Nuevos estudios revelan otra vía de entrada del Covid-19 que lo hace más agresivo


Esto implica que la temporada de gripe podría atizar la ola epidemiológica y combinar la propagación de la pandemia de Covid-19 con los contagios de gripe, que también es producida por un coronavirus, solo que es un tipo de cepa prácticamente inofensiva, pero aun así podría provocar nuevas mutaciones en el SARS-CoV-2, que es el virus que produce la Covid-19.

“Nos encontramos en una coyuntura crítica de esta pandemia, particularmente en el hemisferio norte. Los próximos meses van a ser muy duros y algunos países van por un camino peligroso”, advirtió el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) este pasado viernes.

Por lo tanto, las reducciones aceleradas de las temperaturas en los países situados en el norte del mundo; Estados Unidos, Canadá, Rusia, Noruega, Dinamarca, Suecia, Finlandia y Reino Unido, tienen la capacidad de inducir un estado de conservación en la cepa del virus y, posiblemente, hacer que mute o sea más fácilmente transmisible en la medida que el frío le da mayor movilidad por los vientos helados característicos de los inviernos en esas naciones. 

El jefe de la autoridad sanitaria mundial, Tedros Adhanom Gebreyesus, dijo durante su encuentro bisemanal con la prensa que “demasiados países están viendo un aumento exponencial de casos y eso ahora está llevando a que los hospitales y la Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) estén funcionando cerca o por encima de su capacidad”.

Esta es la era de mayor impacto en el espectro de la salud pública global, pues esta es la tercera pandemia más devastadora de la historia de la humanidad y su surgimiento ha hecho que la seguridad mundial se vea comprometida por el colapso de la economía y el deterioro social-humanitario de miles de poblaciones en todo el planeta. 

“Y todavía estamos en octubre. Instamos a los líderes a tomar medidas inmediatas para evitar más muertes innecesarias, el colapso de los servicios de salud esenciales y el cierre de escuelas nuevamente. Como lo dije en febrero y lo repito hoy: esto no es un simulacro”, expresó el jefe de la OMS.

Si bien la bioseguridad es ahora el paradigma esencial del sistema de vida global, mientras no haya nuevas inversiones por parte de los Gobiernos en reforzar sus sistemas de salud y en mejorar los mecanismos de rastreos de contactos, entonces, no se logrará contener la pandemia desde los focos de mayor propagación, que son los países desarrollados que reabrieron sus economías y la propia dinámica social del consumo y la interacción, generó nuevas cadenas de contagio. 

Las nuevas recomendaciones de la OMS contra la pandemia

El experto delineó una vez más “cinco acciones clave que deben tomar los países”, dijo en su última rueda de prensa.

“Primero, evalúe la situación actual del brote en su país basándose en los últimos datos que tenga a mano. Realice un análisis honesto y considere lo bueno, lo malo y lo feo”, dijo, e instó a los países que han logrado controlar la transmisión a que “dupliquen sus esfuerzos y estén listos para identificar casos y grupos y tomar medidas rápidas”.

Entonces, en este punto la estrategia consiste en hacer una segmentación epidemiológica de los grupos de mayor riesgo según la gravedad de los casos confirmados. De esta forma, se podría desarrollar un tratamiento paliativo temporal en caso de que el país afectado deba importar nuevas dosis de remdesivir, el único medicamento comprobado por la OMS que ayuda a combatir la infección de Covid-19.

“En segundo lugar, para aquellos países donde los casos, las hospitalizaciones y las tasas de ocupación de las UCI estén aumentando”, Tedros pidió que se hagan “los ajustes necesarios y se corrija el curso lo más rápido posible”, precisó. “Hacer cambios cuando sea necesario demuestra liderazgo y fortaleza”, acotó.

Es esencial la inyección de nueva liquidez en capitales frescos, sin presionar más las cuentas públicas de los países, para que el sector estatal y privado de la salud en cada nación reciba equipos de bioseguridad, insumos básicos y nuevas camas de hospitalización debido al colapso de la demanda hospitalaria por el repunte de los casos de coronavirus. 

“En tercer lugar es importante ser claro y honesto con el público sobre el estado de la pandemia en el país, y lo que se necesita de cada ciudadano para superar esta emergencia juntos”, dijo.

Esto implica el desarrollo de estrategias de comunicación y rendición de cuentas de todos los Gobiernos con sus ciudadanos, de tal forma que se pueda crear un estado social de cultura sanitaria preventiva y de adaptación civil a la nueva dinámica del sistema de vida según los parámetros médicos que deben regir la cotidianidad con el fin de no dañar aun más las economías y las sociedades. 

“En cuarto lugar, se deben implantar sistemas que faciliten a los ciudadanos el cumplimiento de las medidas aconsejadas. Esto significa que si a las personas se les dice que se aíslen o se pongan en cuarentena, o si las empresas deben cerrar temporalmente, los gobiernos deben hacer todo lo posible para ayudar a las personas, familias y empresas”, explicó.

Finalmente, Tedros adelantó que “los próximos meses serán difíciles para muchas personas” y consideró que “las historias de esperanza y resiliencia de individuos y compañías que han respondido de manera creativa al brote deben ser compartidas ampliamente”.

Entonces, la sugerencia de la OMS es que el organismo implemente una guía especializada sobre el protocolo que las poblaciones civiles deben seguir cuando alguna persona se contagia de Covid-19, esto con el objetivo de evitar el pánico colectivo o un nuevo estado de conmoción social similar al que surgió cuando estalló la pandemia en marzo a nivel mundial.

“Los gobiernos deben cumplir los pasos básicos de hablar con las personas infectadas con el virus y sus contactos y darles instrucciones específicas sobre qué hacer a continuación”, señaló el director de la OMS.

Se trata de instalar una guía humanitaria-sanitaria de igual o incluso mayor escala que la planificación del Fondo COVAX, el proyecto de la OMS para garantizar el acceso mundial a las vacunas contra la Covid-19 de forma gratuita o subsidiada para los países más pobres del mundo a fin de inmunizar a sus poblaciones.

“Los gobiernos pueden perfeccionar sus sistemas de rastreo de contactos y concentrarse en aislar todos los casos y poner a los contactos en cuarentena, entonces se pueden evitar los pedidos obligatorios de quedarse en casa para todos” acotó.

Básicamente, lo que ahora propone la OMS consiste en no utilizar las cuarentenas totales, sino que sean confinadas solo las personas infectadas mientras se rastrean y se aíslan a sus contactos, mientras que el resto de la sociedad pueda seguir circulando con medidas de bioseguridad. 

“Hemos visto muchas veces en todo el mundo que nunca es demasiado tarde para que los líderes actúen y reviertan el brote”, enfatizó. @mundiario