La OMS prevé distribuir 2.000 millones de vacunas contra la Covid-19 para 2021

2008807
La comisión de la OMS encargada de luchar contra la pandemia de coronavirus / RTVE.es
Ese lote solo protegería de la Covid-19 al 26% de la población del planeta, aunque para retomar la normalidad del sistema de vida se requiere una inmunización en al menos el 70% de la humanidad (5.390 millones de personas).
La OMS prevé distribuir 2.000 millones de vacunas contra la Covid-19 para 2021

La comunidad científica internacional, las grandes potencias mundiales y el organismo encargado de gestionar la peor crisis que ha sacudido a la humanidad en el siglo XXI se preparan para iniciar el proceso logístico más grande de la historia en el mercado de un complejo y extenso programa sanitario-humanitario mundial, con el cual se busca frenar la descomposición de la población global y así reestabilizar el sistema de vida de nuestra civilización. 

Y es que la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó este lunes de que, además del compromiso de 172 países con su plan de distribución mundial, prevé contar con un inventario de 2.000 millones de dosis de la vacuna contra la Covid-19 para dar inicio a su sistema de reparto y comenzar el proceso de inmunización que, con al menos un 70% de la población mundial vacunada y protegida, ya podría retomarse la normalidad casi absoluta de la economía, la interrelación social y la dinámica civil cotidiana de todos los países y culturas del mundo. 


Quizás también te interese:

La OMS anuncia que 172 países se comprometen con el plan global de vacunas contra la Covid-19


“El mecanismo tiene el portafolio de vacunas más grande y diverso del mundo. Actualmente tenemos nueve candidatas, y estamos revisando y actualizando constantemente para garantizar el acceso a la mejor gama de productos posible”, aseguró hoy el director general de la OMS, Tedros Adhanom Gebreyesus, durante su conferencia de prensa habitual.

Esto implica que la autoridad sanitaria global podría estar desarrollando un mecanismo destinado a agrupar las vacunas más efectivas de las 142 a las que les hace seguimiento, pero de las cuales solo tres se encuentran en una fase avanzada (la fase III de ensayos clínicos en humanos a gran escala): la ChadOx nCov-2 de la Universidad de Oxford y AstraZeneca (Reino Unido), la ARN-1273 de Moderna (Estados Unidos) y la Sputnik V de Rusia. 

El director de la OMS precisó que “el objetivo de COVAX es entregar al menos 2.000 millones de dosis de vacunas seguras y efectivas para finales de 2021”.

El costo de ese proyecto humanitario global

Por lo tanto, a un precio promedio de 30 dólares por cada dosis, el presupuesto total de ese programa de inmunización asciende a los 60.000 millones de dólares. Sin embargo, luego de la salida de EE UU de la OMS y el cese de su aporte financiero al organismo, su máximo benefactor ahora es China, que podría tener amplios intereses geopolíticos en hacer que ese sistema de distribución excluya al país norteamericano bajo el argumento de Pekín de Washington actúa de forma unilateral ante el avance y el anunciado cobro de su vacuna (la de Moderna) contra la Covid-19 a precio normal de mercado dentro y fuera de EE UU, al menos bajo el polémico Gobierno de Donald Trump.

“Si bien estamos agradecidos por los fondos que ya se han comprometido, se necesitan más con urgencia para seguir avanzando. A medida que los gobiernos invierten billones de dólares en estímulos económicos, el Fondo COVAX ofrece un gran retorno de la inversión. Hay luz al final del túnel y como dije la semana pasada, juntos podemos hacerlo”, agregó Tedros.

El entramado financiero detrás de la vacuna

Entonces, con esta declaración se confirma que la OMS tiene previsto posicionar ese fondo como un proyecto oportunidad para que los países coloquen sus vacunas en el mecanismo de distribución humanitaria del organismo y así recibir los flujos de capitales como dividendos de sus donaciones o ventas subsidiadas con los aportes de China y otros países a la OMS, dado que es muy elevado el costo de enviar esas vacunas a la sede de la institución en Ginebra (Suiza) y repartirlas al resto del mundo.

“COVAX es la única iniciativa global que está trabajando con gobiernos y fabricantes para garantizar que las vacunas COVID-19 estén disponibles en todo el mundo tanto para países de ingresos altos como de ingresos bajos”, señaló la OMS en una rueda de prensa.

Este es el proyecto humanitario mundial más grande que se ha desarrollado en lo que va del siglo XXI. Su alcance es exponencial, pues de esta articulación mancomunada entre las grandes potencias y sistemas financieros, científicos y diplomáticos del mundo depende la reconstrucción del sistema de vida mundial, así como del proceso de la globalización, que tanto crecimiento económico trajo antes de que la pandemia lo neutralizara de forma súbita. 

“Una nueva investigación describe que la competencia mundial por las dosis de vacunas podría llevar a que los precios se disparen exponencialmente en comparación con un esfuerzo de colaboración. También conduciría a una pandemia prolongada, ya que solo un pequeño número de países obtendría la mayor parte del suministro. El nacionalismo de las vacunas solo ayuda al virus”, expresó el director de la OMS, quien invitó a los países que están invirtiendo en fabricantes individuales a unirse a la coalición.

Prevenir el 'egoísmo internacional'

Esa deriva nacionalista y autoritaria propia del paradigma occidental, determinado por el sistema capitalista global, tiene el objetivo de crear nuevos mercado nacionales mediante los cuales los Gobiernos puedan captar ingresos fiscales que les permitan reconstruir sus economías a partir del lucro financiero-comercial de la vacuna contra el coronavirus; una conducta política deleznable en medio de una peor crisis humanitaria mundial que no se veía desde la pandemia de la gripe española en 1918.

“Si los países invierten y se unen a la coalición de la OMS, se podrían garantizar miles de millones de dosis de vacunas para finales del próximo año”, afirmó hoy un grupo de expertos epidemiológicos de la agencia de salud de la ONU en una rueda de prensa junto al director general.

No obstante, esas “miles de millones” de dosis que promete la OMS, concretamente unas 2.000 millones de vacunas, no alcanzarían para cubrir la demanda mundial de inmunidad. Ese lote solo protegería de la Covid-19 al 26% de la población del planeta, mientras que para retomar la normalidad del sistema de vida se requiere una inmunización en al menos el 70% de la humanidad, que equivale a 5.390 millones de personas. La población mundial actual se ubica en 7.700 millones de seres humanos, según el último censo de la ONU. @mundiario

La OMS prevé distribuir 2.000 millones de vacunas contra la Covid-19 para 2021
Comentarios