La OMS llama a los países a controlar la pandemia antes de reabrir la economía

5e78f4d4ef55e
El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus / WHO Twitter.
La autoridad sanitaria global mantiene su postura de que pueden salvarse las economías sin dejar de salvar vidas, pues ese falso dilema ético ha cegado la gestión de muchos Gobiernos en sus países hacia la pandemia.
La OMS llama a los países a controlar la pandemia antes de reabrir la economía

La actual crisis biológica y sanitaria que tiene a la humanidad en una fase de muy lenta reconstrucción de todos los esquemas de funcionamiento de su sistema de vida, está lejos de reducirse a un foco regional ya neutralizado del coronavirus. Todavía falta mucho camino para llegar a un escenario de ese tipo. Sin embargo, aún permanece extendido el falso dilema entre salvar vidas o salvar la economía, pues ambos forman parte del instinto natural de conservación social, un problema ético sobre el cual la OMS ha vuelto a pronunciarse.

Y es que el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo este miércoles que “se entiende la decisión de varios Gobiernos de reabrir las economías, y de permitir que las personas salgan para anhelar continuar con sus vidas, pero debe controlarse la pandemia en primer lugar”.


Quizás también te interese:

La OMS pide a los Gobiernos del mundo “dialogar” con quienes no creen en el coronavirus


Esto implica que la autoridad sanitaria global mantiene su postura de percibir y atender esta crisis desde un punto de vista epidemiológico en lugar de una perspectiva económica, pues no existe funcionamiento posible de cualquier sistema económico, productivo, comercial e industrial si no se mantiene control sobre la salud pública de las personas que permiten que esos sistemas se muevan.

"Eso es lo que también quiere la OMS. Los pedidos para quedarse en casa y otras restricciones son algo que algunos países sintieron que debían hacer para aliviar la presión sobre sus sistemas de salud. Pero se ha cobrado un alto precio en los medios de vida, las economías y la salud mental", expresó Tedros Adhanom, citado en una nota del Centro de Noticias de la Naciones Unidas (ONU). 

La estrategia en la que insiste la OMS

Entonces, el organismo parece mostrar un doble discurso que, sin ánimos de evidenciar una tendencia política en favor del sistema capitalista mundial, justifica las reaperturas y desbloqueos de las economías de varios países, sobre todo en Occidente y los más poderosos de Asia, al tiempo que insiste en su enfoque de contención del coronavirus mediante los parámetros de bioseguridad que había establecido desde el inicio de la pandemia: cuarentena, distanciamiento social, lavado de manos y uso de mascarilla.

“Los Gobiernos deberán tomar en serio la apertura, no obstante, deberán tomar en serio la importancia de mantener la salud de las personas que lleguen a infectarse del virus, que ya afecta a más de 25 millones de personas y ha acabado con la vida de más de 850 mil pacientes”, aseveró el director de la agencia de salud de la ONU.

La nueva política de seguridad global ahora pasa por el control de la salud pública y, por esa razón, la OMS deja entrever una propuesta basada en que los Gobiernos desarrollen programas de atención y seguro médico con coberturas en subsidios totales o parciales para garantizar los cuidados de las franjas socioeconómicas más vulnerables de sus poblaciones.

“Si los países se toman en serio la apertura, deben tomar en serio la supresión de la transmisión de la Covid-19 y la importancia de salvar vidas. Esto puede parecer un equilibrio imposible, pero no lo es, se puede hacer y se ha hecho. Pero solo se puede conseguir si los países tienen el control de la transmisión, cuanto más control tengan sobre el virus, más se pueden abrir. Reabrir sin tener el control es una receta para el desastre”, recalcó el director general de la OMS, citado en la nota de prensa. 

Salud vs. economía: ¿un falso dilema?

Por lo tanto, ese supuesto dilema ético o equilibrio inalcanzable que ha llevado a muchos líderes mundiales a una dicotomía entre el rescate de la salud de la población o el rescate de la economía, no es más que un sesgo político en las retóricas de los Gobiernos liberales para justificar el peso absoluto del Estado en la reconstrucción del producto interno bruto (PIB) por encima de la reconstrucción de la sanidad pública y de la preservación social-humanitaria en medio de esta crisis global. 

“En todos los países, los sistemas de salud se han visto sometidos a una presión extrema y queda por ver el verdadero impacto de la pandemia en términos de aumento de otras enfermedades y las muertes derivadas”, advirtió Tedros, citado por el Centro de Noticias de la ONU.

De hecho, la gran preocupación de la OMS, incluso además de la pandemia de coronavirus, es como este ciclo biológico podría agudizar los problemas sanitarios estructurales de los países subdesarrollados y los países pobres que registran altas tasas de descomposición y mortalidad en sus poblaciones por otros problemas de salud no relacionados con la Covid-19.

Según la base de datos del organismo, hasta la fecha, a escala global; se registran 25.614.898 infectados por este nuevo coronavirus; 854.036 fallecidos y 17.915.732 recuperados. @mundiario

La OMS llama a los países a controlar la pandemia antes de reabrir la economía
Comentarios