Buscar

MUNDIARIO

La OMS explica cómo se podrá controlar la pandemia de la Covid-19 de manera progresiva

"La vida como la conocíamos creo que es muy, muy posible, pero tendremos que seguir con la higiene, el distanciamiento físico. Las vacunas no equivalen a COVID cero", dijo el jefe de Emergencias Sanitarias de la OMS, Myke Ryan.
La OMS explica cómo se podrá controlar la pandemia de la Covid-19 de manera progresiva
El jefe de Emergencias Sanitarias de la OMS, Myke Ryan. / WHO.org
El jefe de Emergencias Sanitarias de la OMS, Myke Ryan. / WHO.org

A medida que la comunidad científica internacional avanza en el que tal vez sea el proyecto de desarrollo médico y biotecnológico más importante del siglo XXI para inmunizar a la población mundial contra un ciclo biológico pernicioso que ha trastocado su sistema de vida, más optimismo y al mismo tiempo más cautela intenta transmitir el organismo encargado de controlar la tercera pandemia más destructiva de la historia de la humanidad. 

Y es que dos de las farmacéuticas más importantes en esta guerra global contra el coronavirus ya han anunciado que sus antivirales poseen un grado de eficacia del 91% y 95%; AstraZeneca y Pfizer, respectivamente. Pese a las dudas de una parte de la comunidad científica sobre la primera, la capacidad de generación de anticuerpos neutralizantes para bloquear al virus de insertar sus proteínas infecciosas en las células T del organismo. 


Quizás también te interese:

La OMS advierte de que la inactividad física por el confinamiento puede “crear otra pandemia”


“La llegada de estos remedios permite mirar con un mayor optimismo al futuro en busca de la normalidad, aunque controlar la pandemia tampoco será algo inmediato”. Así lo reconoció este pasado jueves el epidemiólogo Mike Ryan, principal experto en emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en declaraciones a la cadena de televisión irlandesa RTE.

El control de este evento virológico pasa por mantener el uso de las medidas de bioseguridad como el nuevo elemento común del sistema de vida y de la dinámica diaria en el funcionamiento de las sociedades en todo el mundo. 

"La vida como la conocíamos creo que es muy, muy posible, pero tendremos que seguir con la higiene, el distanciamiento físico. Las vacunas no equivalen a COVID cero. Agregar vacunas a nuestras medidas actuales nos permitirá aplanar la curva, evitar los encierros y tener un control progresivo de la enfermedad", explicó Ryan. 

Por lo tanto, el ritmo con el que funcionaban los esquemas de interrelación social en los distintos niveles de la vida cotidiana podría retornar si el mundo entero trabaja en cooperación, como humanidad, para que la sociedad pueda reconstruir la estabilidad que la pandemia absorbió. 

"Tenemos que ser absolutamente conscientes de que tenemos que reducir la posibilidad de que podamos infectar a otra persona simplemente organizando los hogares con cuidado en las festividades navideñas. Lo habitual en Irlanda de tener 15 personas en la cocina pelando patatas y adobando pavos no es lo que deberíamos hacer", añadió tajantemente Ryan.

Se trata de adoptar patrones de comportamiento social-civil mediante la cultura sanitaria de la prevención, pues el objetivo es mantener el estado de conservación para evitar deterioros a la salud en las familias y en un mayor segmento de la población mundial. 

Sin embargo, en vista de que los rebrotes se han expandido con tanta fuerza que la segunda ola de la pandemia ya ha generado, hasta este 27 de noviembre, 61 millones 240.522 casos y 1 millón 437.199 muertes por covid-19 en todo el planeta (según la Universidad Johns Hopkins), la OMS ha advertido de una posible llegada de “una tercera ola en caso de que los gobiernos repitan los errores cometidos hace unos meses”, según declaró David Nabarro, enviado especial de la COVID-19 del organismo.

"No construyeron la infraestructura necesaria durante los meses de verano, después de que pusieran bajo control la primera ola. Ahora tenemos la segunda ola y, si no construyen la infraestructura necesaria, tendremos una tercera a principios del próximo año", avisó el epidemiólogo español David Nabarro.

Entonces, la misión es clara y taxativa, mantener el uso de las medidas de bioseguridad como un muro de contención que evite nuevos contagios para que el estado de la salud pública global no se deteriore más mientras la comunidad internacional y la OMS afinan estrategias para distribuir las vacunas más potencialmente eficaces en la inmunidad contra este flagelo viral; las de Pfizer, AstraZeneca y Moderna. La ciencia insiste, el virus se expande y al humanidad espera. @mundiario