La OMS confirma que han bajado los nuevos casos y muertes por Covid-19 en todo el mundo

visualizador-covid
Estados Unidos y Latinoamérica son el actual epicentro mundial de la pandemia de coronavirus / Universidad Johns Hopkins.
El continente americano es la región donde la pandemia se ha desacelerado más, con una caída del 11% de casos nuevos y del 17% de muertes. El ciclo biológico actual se debilita y la economía mundial se recupera levemente.
La OMS confirma que han bajado los nuevos casos y muertes por Covid-19 en todo el mundo

El ciclo biológico que tiene a la humanidad en un acelerado proceso de retracción social, ha entrado ahora en una fase de desgaste que podría demostrar una evidente contracción de la curva de propagación del SARS-CoV-2, que es el virus que produce la Covid-19. El comportamiento natural de esta crisis está cambiando, pues así como el coronavirus puede mutar, también se puede debilitar.

Y es que la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó este martes de que la cantidad de contagios y muertes por la Covid-19 se ha reducido. De esta manera, confirmó que la pandemia se está desacelerando. 


Quizás también te interese:

La OMS prevé distribuir 2.000 millones de vacunas contra la Covid-19 para 2021


Esto implica que cada vez son menos las cadenas de transmisión que poseen la capacidad de replicarse y mantenerse activas en determinados focos o espacios geográficos muy estrechos donde la densidad demográfica (por hacinamiento, aglomeración o condiciones socioeconómicas) es el caldo de cultivo perfecto para su propagación y expansión. 

“La pandemia de Covid-19 está sufriendo una desacelaración en la mayoría de las regiones, sobre todo en el continente americano, de acuerdo con los últimos datos semanales publicados este martes 25 de agosto por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, según un informe del organismo en el que se confirma esa importante modificación en el patrón estadístico del comportamiento de la crisis sanitaria. 

¿El virus cae mientras la economía sube?

La contracción del virus se ha generado al ritmo de un despliegue parcial de varios centros de consumo y de actividad económica a nivel global, pues en la medida que los países de Europa y algunos de América optaron por reabrir sus economías, también aplicaron medidas de bioseguridad y contención social para que la movilidad solo ocurra en el sector productivo, mas no en el sector comercial de la industria del ocio social.

“Más de 1,7 millones de nuevos casos de covid-19 y 39.000 muertes fueron constatados la semana pasada (17-23 de agosto), lo que significa una caída del 5% en los contagios y del 12% de las muertes, en comparación con la anterior (10-16 de agosto)”, según el último reporte de la OMS.

Por lo tanto, ese umbral de alivio epidemiológico podría dejar un margen de acción más amplio para que los sistemas sanitarios se desahoguen y, al mismo tiempo, los Gobiernos puedan destinar segmentos de los flujos de inversión a la inyección de créditos para que se reactiven más empresas, se reconstruyan más empleos y así se expanda más el consumo para suprimir los focos de desgaste socioeconómica provocados por el confinamiento y el shock de la pandemia.

El organismo precisó que esta desaceleración se registró en todas las regiones del planeta, excepto en el sudeste de Asia y en el Mediterráneo oriental. Europa, África, América y Oceanía son las zonas donde la pandemia ha perdido más fuerza debido a que muchas franjas socioeconómicas de sus poblaciones se han confinado de manera preventiva y las que se mantienen circulantes en el mercado laboral, funcionan con base en los parámetros de seguridad sanitaria mundialmente establecidos. 

El continente americano es la región donde la epidemia se ha desacelerado más, con una caída del 11% de casos nuevos y del 17% de muertes, en buena parte gracias a una difusión más lenta del virus en Estados Unidos y Brasil, los dos países más afectados del mundo.

¿Dónde permanece acelerado?

Sin embargo, los rebrotes en China, Japón y Corea del Sur trasladaron los nuevos contagios al sudeste asiático por las reactivaciones que se ordenaron en esos países tras el fin de las cuarentenas. En el Caribe, la reanudación del turismo desencadenó nuevas transmisiones debido a que esas pequeñas naciones insulares dependen en un 80%-90% de los flujos de capitales, inversiones y rentas que entran con las enormes masas de turistas extranjeros a esos paradisíacos territorios tropicales en medio del extenso Mar Caribe, que separa a América del Norte de América del Sur.

El reporte precisa que el número de decesos semanales en Europa disminuyó 12%. La OMS señala, no obstante, que “no todos los países europeos han registrado este descenso; en el caso de España se ha constatado un aumento semanal del 200% del número de muertes”.

Los rebrotes detonados en las principales ciudades españoles son la consecuencia directa de los retornos vacacionales de verano de una parte de la población, que mantiene esa tradición como parte de su cultura e idiosincrasia dentro de una dinámica social que no se detiene ni siquiera con el aislamiento de la vida civil colectiva por la actual crisis de salud pública.

Pero en líneas generales, el 80%-90% del territorio mundial tiene ahora menos propagación y réplicas del virus de la Covid-19 multiplicados gracias a la desaceleración del ciclo biológico y los patrones de movilización económica que se han readaptado a este nuevo contexto del sistema de vida global. @mundiario

La OMS confirma que han bajado los nuevos casos y muertes por Covid-19 en todo el mundo
Comentarios