La ola de incendios empieza a menguar en Galicia

Bomberos sofocando los incendios en Galicia. / Twitter
Bomberos sofocando los incendios en Galicia. / Twitter.

La aparición de las lluvias y las medidas para la extinción han ido contrarrestando los fuertes incendios, de los cuales quedan unos 23 activos.

La ola de incendios empieza a menguar en Galicia

Durante este martes, Galicia presenta unos 23 incendios activos que están siendo contrarrestados con la llegada de las lluvias y las labores de extinción. La situación calificada como “crítica” por parte del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha ido menguando luego de que se presentasen unos 150 incendios, cuatro muertos y numerosas zonas destruidas.

La provincia de Pontevedra es la que ha recibido lo peor del embiste llameante que también ha afectado a Portugal y Asturias. Según el último informe de la Xunta, unos 22 incendios están siendo controlados mientras, ya han desactivado la alerta de nivel 2 en unas siete localidades que estaban cercanas a los incendios.

 

El fin de semana fue un momento difícil para los gallegos que vieron como comenzaban 105 incendios de forma instantánea gracias a la bajada de temperatura, la falta de lluvias y los fuertes vientos que ya han frenado su fuerza. As Neves, Salvaterra do Miño, Baiona, Gondomar o Pazos de Borbén fueron algunos de los municipios que más riesgo corrieron y que ya se encuentran fuera de peligro.

Estas llamas llegaron hasta el Principado de Asturias, en donde la Reserva de la Biosfera de Muniellos corrió un gran riesgo y algunas de sus zonas resultaron afectadas por las oleadas llameantes. En el Principado se registraron unos 21 incendios que afectaron a las localidades de Llamas del Mouro, Fuentes de Corbero, Fondos de Vega o Castil del Moure.

La colaboración de vecinos fue esencial

Cuatro personas fallecieron por causa de los terribles incendios, ocho fueron atendidos por heridas y una gran masa de personas recurrieron hasta los centros médicos debido a la alta contaminación por humo, en donde varios presentaron problemas para respirar.

La contribución entre vecinos ayudó a frenar el avance de las llamas, especialmente en Vigo –una de las localidades más pobladas de Galicia- en donde las personas formaron cadenas humanas para evitar que las llamas continuasen con su destructivo paso. Un dato recolectado por El País apunta que Galicia es el territorio español que más incendios ha registrado, puesto que entre los años 2000 y 2010 presentó un porcentaje del 70,2%.

 

Según lo expresado por Juan Ignacio Zoido, ministro de Interior, unos 5.000 efectivos están repartidos entre Galicia y Asturias para lograr mitigar las llamas y en caso de ser necesario, ejercer labores de rescate y evacuación. Asimismo, las autoridades aseguran que el avance de las llamas no se debe a la insuficiencia de brigadas, sino a “las grandes rachas de viento que se han dado durante el fin de semana”.

El presidente de la Xunta ha expresado que los incendios “han sido provocados desde días atrás” y asegura que los provocadores eran conscientes “de las condiciones climáticas adversas que se producirían durante el fin de semana”. Además, expresó que el paso del huracán Ophelia también ha potenciado el paso de las llamas por toda la zona gracias a los fuertes vientos que genera.

 

Por su parte, los vecinos desalojados en Vigo han sido trasladados hasta tres hoteles distintos con ayuda de la asociación de taxistas de la ciudad. Finalmente, la Agencia Española de Metereología (Aemet) expresó que las precipitaciones de lluvias son inminentes y se extenderán por todo el territorio gallego y parte de Castilla y León. @mundiario

 

La ola de incendios empieza a menguar en Galicia
Comentarios