La ola de frío sigue paralizando media España tras el paso de la borrasca Filomena

Así se debe conducir. / Guardia Civil
Así se debe conducir. / RACC - Guardia Civil
En jaque están ahora las comunicaciones, la educación y la vacunación contra la Covid-19. Lejos de superarse esta situación, las heladas de los próximos días amenazan con colapsar las comunicaciones, si bien el transporte recupera gradualmente la normalidad.
La ola de frío sigue paralizando media España tras el paso de la borrasca Filomena

La ola de frío deja récords de hasta -20 ºC tras el año más cálido con registros de -18 ºC en Soria y más de medio metro de nieve en Tarragona. Tras el paso de la borrasca Filomena, la ola de frío sigue paralizando media España, hasta el punto de que sufrió su noche más gélida en al menos dos décadas.

Aunque falta la confirmación de la Agencia Española de Meteorología (Aemet), los termómetros particulares han llegado a marcar 30 grados bajo cero en la zona de Calamocha (Teruel) y municipios de la sierra de Albarracín, según informó la cadena Ser. En estaciones meteorológicas privadas como la de Torremocha (Teruel) se han registrado 26 grados bajo cero y en la de Royuela (Teruel), 30 bajo cero. Se trata de las temperaturas más bajas desde 1971, registros que también se sufren este martes en Molina de Aragón, en Guadalajara, donde esta madrugada han alcanzado los 25 grados bajo cero.

En jaque están ahora las comunicaciones, la educación y la vacunación contra la Covid-19. Además, los efectos de las bajas temperaturas tras el temporal desbarajustan las aulas –deben ventilarse si hay clases presenciales–, ralentizan de nuevo la administración de sueros y obstaculizan desplazamientos tanto peatonales como por carretera. Menos problemas hay con el ferrocarril.

Muchas provincias en alerta

Decenas de provincias están en alerta y las de Soria, Teruel, Zaragoza, Albacete, Cuenca y Guadalajara podrían alcanzar temperaturas entre -12 grados y -16  grados. Y todo esto aún tiene recorrido, por lo que las heladas de los próximos días amenazan con colapsar las comunicaciones, si bien el transporte recupera gradualmente la normalidad.

"Para la intensidad de este temporal, el número de incidentes ha sido mínimo”, dice en El País Leonardo Marcos, director general de Protección Civil. Marcos admite que sabían lo que iba a ocurrir: “Llevábamos días emitiendo avisos”. Seguramente en Villanueva de Bogas (Toledo) no van a coincidir mucho con el jefe de Protección Civil, tras 60 horas sin electricidad. Todo un fin de semana desconectados e incomunicados por la nieve y las heladas que ha provocado el temporal.

Madrid sigue siendo el epicentro de esta crisis meteorológica y arrancó la semana luchando contra el colapso. La borrasca dejó en casa a más de un millón de estudiantes durante una semana, paralizó 98 trenes de metro y obligó a la Unidad Militar de Emergencias a intervenir en Mercamadrid, que dispone a abrir de nuevo. @mundiario

La ola de frío sigue paralizando media España tras el paso de la borrasca Filomena
Comentarios