¿Es el "oído absoluto" el oído perfecto?

oido absoluto_opt
Oído absoluto.

El oído absoluto, también conocido como oído perfecto, hace referencia a la capacidad de identificar la frecuencia de un estímulo auditivo aislado sin la ayuda de un estímulo auditivo referencial (Moulton, 2014).Así pues, se podría definir de un modo informal como la capacidad de leer los sonidos.


 

¿Es el "oído absoluto" el oído perfecto?

¿Podemos aprender a tener oído absoluto o nacemos con ello? Actualmente este tema genera mucha controversia, puesto que no se sabe a ciencia cierta su origen. Ciertos estudios creen que esta capacidad se debe a un talento innato basado en la genética, mientras que otros opinan que la adquisición de Oído Absoluto exige una preparación temprana durante un período crítico del desarrollo (entre los 2-5 años) asociado al desarrollo del lenguaje y sin tener en cuenta la predisposición genética (Veloso y Guimaraes, 2013). De acuerdo con esta idea, se puede plantear una influencia de ambos aspectos, es decir, una confluencia de factores genéticos del desarrollo del cerebro humano junto a factores ambientales y la exposición temprana.

La neurociencia cognitiva sigue investigando las funciones cerebrales relacionadas con la percepción y producción musical tratando de localizar nuevos sustratos neuronales y correlaciones genéticas. Asimismo, gracias al apoyo de las tecnologías de neuroimagen, dichas investigaciones están aumentando, sin embargo, este hecho, por el momento, resulta una cuestión abierta. Se puede afirmar que el oído absoluto es una habilidad que modifica el funcionamiento cerebral de aquellos que la poseen y dichas personas han mostrado diversas habilidades, tales como:

> Identificar las notas de forma aislada o simultánea junto a otras notas.

> Reproducir a la perfección una melodía escuchada por primera vez sin la necesidad de una partitura

> Nombrar la tonalidad de una pieza musical.

> Cantar o entonar una determinada nota sin una referencia externa.

> Nombrar las notas de sonidos ambientales, como por ejemplo una bocina o el sonido de una ambulancia.

El resto de los "mortales" tenemos el llamado  Oído Relativo que es la capacidad de identificar sonidos con la ayuda de una referencia, una nota previa en el caso de la música, en cambio, las personas con Oído Absoluto son capaces de “capturar” esa nota en el vacío. 

Pongamos un ejemplo de ello : imaginemos que  estamos en nuestra Escuela de Música y  en clase nosotros o uno de nuestros hijos y el profesor toca la nota musical “Re” por ejemplo al piano, si tenemos  Oído Absoluto vamos  a identificar esa frecuencia auditiva como un “Re” sin ninguna nota previa de referencia, pero por el contrario si tenemos Oído Relativo probablemente no acertaremos  debido a que necesitaremos de una segunda nota musical para establecer el primer tono, la segunda nota más aguda (mi ) o más grave (do) será nuestra referencia.

De cualquier forma no debemos desesperarnos ni mucho menos pensar que nuestro oído no nos servirá para la música porque este privilegio excepcional lo tienen una de cada 10.000 personas, privilegio dicho sea de paso sobrehumano porque  genios como Mozart, Chopin, Beethoven, etc... serán irrepetibles en la historia de la música.

¿Es el "oído absoluto" el oído perfecto?