Una oda a la musa del papi chulo, Steisy, de Mujeres, hombres y viceversa

Steisy, pretendienta en MHYV.
Steisy, pretendienta en MHYV.

Steisy es la musa del papi chulo. Es la niña de teta que se crió en las verbenas de barrio escuchando los éxitos del Caribe Mix.

Una oda a la musa del papi chulo, Steisy, de Mujeres, hombres y viceversa

Steisy es la musa del papi chulo. Es la niña de teta que se crió en las verbenas de barrio escuchando los éxitos del Caribe Mix.

 

Steisy es la musa del papi chulo. Es la niña de teta que se crió en las verbenas de barrio escuchando el temazo de Sonia y Selena y los éxitos del Caribe Mix. Steisy es la estudiante rebotada de colegio de pago que mascaba chicle en la capilla, vestía con hombreras y fumaba detrás del gimnasio con los chicarrones de Bachillerato.

Sin ser un bellezón como Kim Basinger, le saca partido a su carisma y a la talla del sujetador. Algunas de sus frases son antológicas y podrían formar parte del guion de alguna peli de Almódovar: “A este le hago el Kamasutrra y lo dejo tó loco”, "Me siento patética" o "Hago shows integrales". Steisy demuestra que no todo en la vida son curso de postgrado, sino ser una superviviente que ha hecho de su vida una plataforma de baile en el Buda.

Amo a Steisy sobre todas las cosas. Su paso por Mujeres, hombres y viceversa advierte que la choni poligonera nunca muere, que la sombra de Belén Esteban es alargada y que su salvaje castellano es un arma de seducción masiva. Porque no todo en la vida tiene que ser sesudo o místico como el carácter de la presentadora del programa, Emma García, que ni siente ni padece. No. En la vida, necesitamos a Steisy porque, detrás de los centros comerciales, de la máquina de rayos X y de los anuncios de Danacol, no dejamos de ser mamíferos. Steisy es puro ginseng, la píldora de la felicidad que tomo cada mediodía para decir que la vida es espectáculo y, por muy putas que vengan las cosas, hay gente que forja su destino, disfrazada de Baywatch y esperando su oportunidad en Gran Hermano 15.

 

Y entonces me vengo arriba y me doy cuenta de que yo soy feliz cuando ella dice en plató: "Hasta que Ángel no vio que yo era más que dos tetas no me sentó". Gracias, Steisy, por esos momentos donde mezclas el sentimentalismo quinceañero de Crepúsculo con tu tralla de chica Playboy que espera mucho de la televisión. Yo también lo espero. No me defraudes. Firmado: Papi chulo.

Una oda a la musa del papi chulo, Steisy, de Mujeres, hombres y viceversa
Comentarios