Buscar

MUNDIARIO

El océano escondido de Plutón sería tan antiguo como el mismo planeta

Hace un año era noticia que el pequeño y lejano planeta enano contaba con un océano subterráneo, algo sorprendente si se tiene en cuenta que se trata del cuerpo celeste más lejano del Sol en nuestro sistema solar. Investigadores ahora estudian la posibilidad de que hace siglos el planeta fue un lugar caliente muy diferente al que conocemos ahora.
El océano escondido de Plutón sería tan antiguo como el mismo planeta
Plutón. / NASA.
Plutón. / NASA.

Aunque en los últimos años hayan existido algunas polémicas sobre Plutón, finalmente los investigadores han acordado que este lejano mundo es un planeta enano. El más pequeño de nuestro sistema solar y también el más alejado del Sol, por lo tanto, es uno de los lugares más fríos de los que se tiene constancia.

Hace un año, la sonda New Horizons, que estudia a este planeta y sus lunas, dio con indicios de que Plutón contaba con un océano subterráneo cuya profundidad sería de 150 km, algo que da pie a pensar que allí hay vida. 

Un nuevo estudio arroja luz sobre el origen de Plutón y el porqué tendría este vasto océano bajo de su superficie. La investigación realizada por la Universidad de California en Santa Cruz ha publicado un artículo en Nature Geosciences, en el que aseguran que este planeta enano pudo haber tenido un "origen caliente". 


Quizá también te interese:

El sistema solar tiene un nuevo planeta enano: Higía


Los expertos creen que la acumulación de materiales nuevos durante la formación del planeta podría haber generado el calor suficiente como para crear un océano de agua líquida capaz de perdurar hasta nuestros días bajo su superficie. 

"Durante mucho tiempo la gente se ha hecho preguntas sobre la evolución térmica de Plutón y la capacidad del océano subterráneo para sobrevivir hasta nuestros días. Ahora que tenemos imágenes de la superficie de Plutón de la misión New Horizons de la NASA, podemos comparar lo que vemos con lo que predicen los diferentes modelos de evolución térmica", explicó Francis Nimmo, coautor del estudio.

Por su parte, Carver Bierson, primer firmante de la investigación, afirma que "el comienzo fue frío y el hielo se derritió internamente, Plutón se habría contraído y deberíamos poder ver rasgos de compresión en su superficie, mientras que si el origen fue caliente el planeta se habría expandido a medida que el océano se congelaba y deberíamos ver rasgos de esa expansión en su superficie. Y lo que vemos es mucha evidencia de expansión, pero ninguna de compresión, por lo que las observaciones son más consistentes con un Plutón caliente y empezando ya con un océano líquido".

En este punto nos preguntamos ¿de dónde pudo sacar Plutón el calor para poder generar dicho océano? Los investigadores señalan que habrían dos fuentes: el primero sería el calor liberado por la descomposición de elementos radiactivos de las rocas; y el segundo sería la energía gravitacional liberada a medida que los nuevos materiales bombardeaban la superficie del planeta.

"La manera en que se formó Plutón es muy importante para su evolución térmica. Si el material caliente se hubiera acumulado muy lentamente, habría irradiado mucha energía al espacio. Pero si se hubiera acumulado lo suficientemente rápido, el calor habría quedado atrapado dentro", ha señalado Bierson.

Estos hallazgos en torno a Plutón tienen una gran repercusión en el resto de cuerpos que están ubicados en el cinturón de Kuiper, puesto que es posible que estos mundos también tengan unos inicios similares lo que hace posible pensar que en planetas enanos como Eris y Makemake, pueden haber océanos. "Incluso en este ambiente frío y tan lejos del Sol todos estos mundos podrían haber nacido de forma rápida y caliente, con océanos líquidos en su interior", concluye Bierson. @mundiario