Buscar

MUNDIARIO

¿Qué obras fueron rescatadas y cuáles se perdieron en el incendio de Notre Dame?

Luego del devastador incendio que azotó a la popular catedral, ahora queda evaluar los daños para saber qué tesoros han logrado preservarse y cuáles no podemos ver más nunca.

¿Qué obras fueron rescatadas y cuáles se perdieron en el incendio de Notre Dame?
Corona de espinas llevada por Jesús de Nazaret. / RR SS.
Corona de espinas llevada por Jesús de Nazaret. / RR SS.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

Las llamas que azotaron Notre Dame se extendieron muy rápido, algo que hizo creer a más de uno que la estructura entera se derrumbaría llevándose con ella los grandes tesoros que albergaba. Esto pudo pasar, pero gracias a la acción de una gran cantidad de voluntarios, muchas de las reliquias de la catedral han logrado salvarse y aún podremos disfrutar de ellas. La acción, llevada a cabo por bomberos, equipo del arzobispado, técnicos del Ministerio de Cultura y agentes de seguridad, han tenido sus frutos, aunque hay que decir que pasarán varios años hasta que Notre Dame vuelva a la normalidad.

La Corona de Espinas, una de las piezas más importantes que guardaba Notre Dame, fue salvada. Junto a ella, podremos seguir viendo un fragmento de la Cruz del Calvario y uno de los clavos que sirvieron para fijar a Cristo. Además, los voluntarios lograron rescatar la Túnica de San Luis, llevada por el rey Luis IX en 1239 para acoger a la Santa Corona. Las piezas, según expresó el ministro de Cultura, serán trasladadas al Louvre.

Los beffrois, las dos torres de la fachada, también lograron salvarse, aunque no pasó lo mismo con un parte del campanario norte. Otras piezas invaluables que se salvaron, fueron las 16 estatuas de cobre que fueron colocadas en la parte posterior del edificio, aunque estas ya se encontraban fuera del edificio para ser restauradas. El altar también se habría salvado, así como pieza de mármol y la cruz que lo preside. La Piedad que esculpió Nicolas Coustou en el siglo XVIII es otra obra que seguirá formando parte de Notre Dame.

Los preciosos rosetones del siglo XIII creados por Pierre de Montreuil y Jean de Chelles tampoco sufrieron daños catastróficos, pero si se habrían movido unos centímetros. Una de las pérdidas más visibles fue la de la aguja de Viollet-le-Duc, que se alzaba a 93 metros del suelo, así como el armazón del siglo XIII conocido como El bosque. El gran órgano de la catedral, al parecer, ha quedado bastante perjudicado, aunque las autoridades no lo han dado por perdido.

Finalmente, las autoridades señalaron que los cuadros de los siglos XVI y XVII que colgaban en las paredes de la nave, las capillas y el coro, han logrado salvarse, pero alguno de ellos han sufrido daños por el agua y el humo. En cualquier caso, todas las obras serán llevadas al Museo del Louvre, donde serán restauradas y presentadas ante el público hasta que puedan regresar a su hogar original.@mundiario