Buscar

Obispos guerreros y santos de la sede de Iria Flavia

La 1ª catedral de Iria es en el año 67, la 2ª el año 300 por el obispo Lucrecio. El año 445 Agatio obispo de Iria es enterra­do en la catedral.

Obispos guerreros y santos de la sede de Iria Flavia
Casas Canónigos de Iria Flavia.
Casas Canónigos de Iria Flavia.

Firma

Juan Ramón Baliñas Bueno

Juan Ramón Baliñas Bueno

El autor, JUAN RAMÓN BALIÑAS, es colaborador y analista económico de MUNDIARIO, donde también escribe sobre el Camino de Santiago. @mundiario

Hasta el año 813 no se construye la catedral de Compostela. Los primeros escritos referentes a la sede de Iria Flavia figuran en el Cronicón Iriense. El Croni­cón refleja los hechos más importantes sucedidos en la prelatu­ra desde el año 561 hasta el año 1095 en que la silla episcopal se traslada a Compostela. Son 31 los obispos que entre estas fechas ocuparon la sede de Iria Flavia.

En esta época los reyes tienen la potestad de nombrar los obispos irienses, eligen para el cargo a los hijos segundos de los condes y nobleza gallega, el primero heredaba el título. Muchos obispos de Iria Flavia fueron elegidos por su preparación guerrera, necesario para defender, junto a los condes, las costas gallegas sucesivamente invadidas por musulmanes y vikingos.

Reflejemos algunos datos de los 31 obispos de Iria (desde el año 561) en que dio dos santos gallegos y algunos obispos guerreros:

El 1º- Andrés, citado en el Cronicón Iriense al haberse distin­guido en el I Concilio de Braga el año 561.

2º-Le sucede el obispo Domingo, en su mandato el rey visigodo Leovigildo conquista Galicia. El rey Recaredo y la nación visigoda adjuran a la religión arriana.

3º-Samuel, asisten­te al IV Concilio de Toledo, presidido por San Isidoro en el año 633.  

8º-Leosindo. Se produce la invasión musulmana.

14º-Teodomiro. En el año 813 junto al ermitaño Pelagio descubren el sepulcro del Apóstol en las tierras de Iria Flavia, después junto al Rey construye la primera iglesia de Compostela. Teodomiro fue enterrado en la iglesia de Santiago en vez de en la sede de Iria, su lápida del año 847 está en la Catedral Compostelana.

16º-Adulfo II, los vikingos con cien naves  saquean las tierras de Iria hasta que el conde D. Pedro les derrota. El obispo tenía poderosos enemigos que el acusan de sodomía ante el rey Alfonso III el Magno, es sometido a la prueba del toro consistente en soltar al bravo animal delante del acusado, si atacaba era culpable, en caso contrario inocente, el toro se acercó mansamente y el obispo sale ileso del trance. Cesa en 887.

17º-Sisnando I. El año 896 construye junto al Rey la segunda iglesia de Compostela.

18º-Gundesindo, hijo del conde Alvito y doña Argilona, muere de forma violenta al poco tiempo, año 923.

19º- Hermenegildo fallece el año 951 por el efecto de una comilona realizada después de requisar una vaca a una pobre viuda, el obispo "estoupou" según la expresión utilizada en Padrón, y su sepulcro según el Cronicón Iriense fue quemado por el pueblo.

20º-Sisnando II fortifica La Lanzada pero en lucha contra la inva­sión vikinga en Fornelos, cerca de Cordeiro, muere al ser alcan­zado por una flecha. Cesa en 970.

21º-San Rosendo. Los vikingos retroceden cuando el conde gallego Gonzalo Suarez, mata a Gunderedo. Cesa en 974.

23º-San Pedro de Mezonzo. Durante su mandato Almanzor ataca y destruye Iria Flavia y Compostela el año 997. Pedro de Mezonzo reconstruye con la ayuda del rey Bermudo II la segunda iglesia de Compostela.

 27º-Don Cresconio reconstruye la sede episco­pal de Santa María de Iria destruida por Almanzor, catedral de Iria Flavia cerca de la Rocha Blanca. Don Cresconio refuer­za las Torres del Oeste com­pues­ta de siete torres por ambos lados del río. Cesa en 1067.

29º-Diego Pelaez inicia las obras de la tercera iglesia de Compostela, la actual, catedral románica. Cesa en 1088

El obispo 31º-Dalmacio obtiene del papa Urbano II el traslado de la sede de Iria Flavia a Compostela. Cesa en 1095.

Iria Flavia pierde la sede episcopal, queda como colegiata con siete canónigos.

El traslado de la sede supone la despoblación del burgo.