Buscar

MUNDIARIO

Obdulio declara emergencia nacional

Mi amigo del alma nunca soñó que podría tener tanto poder, pero la vida es así. Te da sorpresas.  

Obdulio declara emergencia nacional
Emergencia nacional / novarecoverycenter.com
Emergencia nacional / novarecoverycenter.com

Firma

Mario Barros

Mario Barros

El autor, MARIO BARROS (Lenguaviva) es profesor universitario, comediante y escritor humorístico cubano-americano. Está en Facebook (Mario Barros Lenguaviva) y, a través de su amigo Obdulio, en Instagram (obdulioduparol). @mundiario

Obdulio salió de la mansión presidencial y se dirigió con paso seguro al jardín, donde lo esperaba la prensa (“esos enemigos del pueblo”, se dijo a sí mismo), políticos de su partido y varios invitados. Se acercó al podio, acomodó unos papeles y comenzó su alocución:

-He venido analizando la situación que estamos atravesando y tengo que comunicarles que, muy en contra de mi voluntad, he decidido declarar ¡El estado de emergencia nacional!

Nadie pareció inmutarse.

-¡Y lo declaro en mayúsculas!

Al unísono, todos los presentes emitieron un grito ahogado. Una periodista, medio ahogada ella y con la alarma reflejada en el rostro, le preguntó:

-¿Todas mayúsculas? 

-Así es.

-¿Preposiciones y artículos también?

-¡Hasta los signos de exclamación en mayúsculas!

Y allí mismo cundió el pánico. Nadie parecía entender cómo habían llegado hasta ese punto. Algo así nunca había ocurrido en la historia del país. Pero ahora todos habían sido testigo de lo impensable. El Obdu tuvo que alzar la voz para hacerse oír:

-¡Orden! ¡Orden, caramba…!

Esta vez las mayúsculas surtieron el efecto contrario y la calma regresó paulatinamente. Luego de un momento de silencio, Obdulio retomó la palabra:

-Como les decía, declaro el estado de emergencia nacional para así poder construir el muro que nos libre de la entrada de drogas, criminales e inmigrantes ilegales. Ese muro lo vamos a construir a lo largo de la frontera con…

Y justo cuando el Obdu iba a decir CANADÁ (así, en mayúsculas), se despertó. @mundiario