Los nuevos interrogantes que genera el coronavirus

La variante delta se ha detectado en más de 100 países del mundo. / Getty Images.
La variante delta se ha detectado en más de 100 países del mundo. / RR SS.

Mientras la variante delta crea un nuevo escenario y domina al mundo, surgen nuevos interrogantes y otras posibles variantes.

Los nuevos interrogantes que genera el coronavirus

La variante Delta, hasta el momento la más contagiosa del SARS-CoV-2 y que se posiciona como la dominante, genera algunas inquietudes que merecen ser respondidas, como por ejemplo:

¿Por qué aumentan los contagios?

En principio, debo subrayar que se debe a la mayor capacidad del virus para transmitirse, aunque hay otros factores que han influido en su rápida propagación en el planeta, como por ejemplo, la flexibilización de los controles fronterizos y de otras medidas, como la cuarentena. Además, por fatiga existe un relajamiento de las restricciones, del distanciamiento social y el retiro, en muchos países, del uso de las mascarillas. Otro factor, que es vital, es la desigualdad existente en cuanto a la distribución y la aplicación de las vacunas, ya que existen decenas de países alrededor del mundo que apenas han logrado vacunar a un poco más del 3% al 4% de su población.

¿Cuáles son los síntomas?

Esta variante, funciona de forma diferente y se manifiesta en los síntomas más reportados; entre ellos, tenemos al dolor de cabeza, dolor de garganta y secreción nasal, mientras que la fiebre y la pérdida de olfato o el gusto, son menos comunes. Otra cosa que se observa, es que los síntomas parecen variar dependiendo de si la persona ha recibido una o dos dosis de la vacuna, o si no está vacunada.

Aún si estoy vacunado, ¿es posible contagiarme con la nueva variante?

Como lo he expresado en escritos anteriores, la vacuna es una gran herramienta farmacológica, pero no nos ofrece el 100% de protección. Los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) indican que la infección en personas vacunadas disminuye más rápido que en quienes no están vacunadas y la probabilidad de contagio, con las dos dosis, disminuye entre el 50% y 60%.

¿Las actuales vacunas nos protegen contra la variante Delta?

Como lo he sugerido, las vacunas actuales responden a versiones anteriores del coronavirus, lo que significa que no van a ser el inoculante ideal para las nuevas variantes; no obstante,  la probabilidad de contagio, con las dos dosis, disminuye entre el 50% y 60%; es decir, siguen siendo muy eficaces para reducir el riesgo de enfermedades graves y las hospitalizaciones, por lo que robustecen al sistema de salud, permitiéndoles a los científicos continuar trabajando en la generación de nuevas vacunas que nos puedan proteger contra otras  mutaciones.

La variante delta de la COVID-19. / Getty Images.

La variante delta se ha detectado en más de 100 países del mundo. / Mundiario

 


Quizá también te interesa:

¿Por qué algunas personas vacunadas se contagian o mueren por la covid-19?

Las personas vacunas no deben dejar de usar las medidas sanitarias aprendidas


 

¿debo aplicarme un refuerzo adicional?

Actualmente, y ante el nuevo escenario que se está creando, existe una tendencia a considerar, ¿debo aplicarme un refuerzo adicional?

Los estudios indican que la vacunación genera una respuesta duradera, y la protección puede prolongarse durante meses o incluso años. Sin embargo, hasta el momento la opinión está dividida; de hecho existen países como Uruguay, Chile y República Dominicana que han aplicado otras plataformas adicionales del inoculante (es decir, han combinado vacunas en una tercera dosis). También, y según fue publicado en algunos medios, esta práctica la han realizado en Alemania, Israel, Francia, Reino Unido y Rusia; en cambio otros sostienen que, por ahora, no parece haber datos que muestren que sea necesaria inocular una tercera dosis de una vacuna X para la población general. Ahora, si consideramos que la variante Delta es más contagiosa, es posible y probable que sea necesario ofrecer una vacunación de refuerzo.

Por otra parte, debemos recordar que la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha enfatizado en lograr que la mayoría de las personas alrededor del mundo estén vacunadas, antes de poner en consideración la tercera dosis. Esto se sustenta, en que en muchos países de bajos ingresos, entre el 3% y el 4% de los adultos han recibido una inmunización.

¿Cómo podemos disminuir el riesgo de contagio?

Para reducir la propagación o los contagios es vital continuar con las estrategias de prevención ya  aprendidas. En principio, la mejor protección es la vacunación, y en segundo término usar todas las estrategias disponibles, incluido el uso de la mascarilla en ambientes cerrados. Como ya lo he manifestado, las vacunas son muy efectivas, aunque no son perfectas; por lo que seguirá habiendo infecciones aún entre los vacunados, especialmente en aquellos escenarios creados por las nuevas variantes. Y como también lo dije, que existan nuevos contagios, aumentan las posibilidades de que surjan nuevas variantes más preocupantes. @mundiario

Los nuevos interrogantes que genera el coronavirus
Comentarios