Buscar

MUNDIARIO

Un estudio demuestra que las bacterias intestinales crecen en mujeres embarazadas

Los investigadores encontraron que la progesterona regula la composición microbiana durante el embarazo de una manera que puede facilitar la transmisión adecuada de las especies beneficiosas para el recién nacido.

Un estudio demuestra que las bacterias intestinales crecen en mujeres embarazadas
Mujer embarazada. / Pexels.com.
Mujer embarazada. / Pexels.com.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

Investigadores de la Universidad Bar-Ilan han descubierto que estas bacterias "perciben" el embarazo y "entienden" la necesidad de pasar a la siguiente generación para ayudar a los bebés a descomponer el azúcar en la leche materna.

La gestación se acompaña de alteraciones en el microbioma, que básicamente son bacterias que viven dentro y sobre nuestro cuerpo y pesan más de cuatro libras de nuestro peso corporal y son importantes para la salud y para combatir enfermedades. Investigaciones anteriores que se centraron en los cambios en el microbioma mostraron que durante el embarazo es parcialmente responsable del aumento de peso y de la respuesta inflamatoria esencial. Sin embargo, los mecanismos que impulsan estos cambios son desconocidos.

Un nuevo estudio, realizado por el Dr. Omry Koren, de la Facultad de Medicina de Azrieli junto con el Prof. Yoram Louzon, del Departamento de Matemáticas de la Universidad de Bar-Ilan e investigadores del Hospital Beilinson, encontró que la progesterona regula la composición microbiana de bacterias durante el embarazo de una manera que puede ayudar al bebé a desarrollarse.

Los investigadores estudiaron los cambios en las bacterias a medida que avanzaba el embarazo y descubrieron un cambio dramático en la composición de las bacterias durante el embarazo tardío, incluido un aumento en la abundancia relativa de Bifidobacterium. Estas bacterias son cruciales para los bebés porque metabolizan los azúcares saludables en la leche materna que son importantes para el crecimiento de los bebés. También contienen capacidades probióticas. Investigaciones anteriores han demostrado que la falta de aumento de Bifidobacterium durante el embarazo se correlaciona con el parto prematuro.

Los investigadores, liderados por Koren, descubrieron que las mujeres embarazadas mostraron un aumento en el nivel de progesterona acompañado por un aumento de la respuesta inflamatoria. También registraron un aumento en otras bacterias, pero Bifidobacterium fue la única bacteria que fue idéntica al embarazo en ratones. Cuando imitaron el embarazo en ratones (usando progesterona) nuevamente encontraron que Bifidobacterium aumentaba, lo que los lleva a concluir que Bifidobacterium de alguna manera detecta la progesterona y reacciona a ella. Cuando los investigadores administraron progesterona in vitro, nuevamente encontraron que Bifidobacterium aumentaba rápidamente. Esto los llevó a concluir que Bifidobacterium detecta y responde a la progesterona.

“Nuestros resultados delinean un modelo en el que la progesterona promueve el crecimiento de Bifidobacterium durante el embarazo tardío. Los hallazgos brindan nuevos conocimientos para comprender la relación no solo entre las hormonas y las bacterias intestinales durante el embarazo, sino también para otras afecciones en las que participan hormonas, como la suplementación con progesterona como componente de los tratamientos de fertilidad o la terapia en mujeres menopáusicas", dijo el Dr. Koren.

Koren y su equipo ahora intentan identificar cómo reaccionan estas bacterias, qué genes se activan, qué otras hormonas del embarazo hacen y qué efecto tienen.  @mundiario