Una nueva revolución surge este siglo XXI: las mujeres contra el acoso sexual

Movimiento #Metoo. / RR SS.
Movimiento #Metoo. / RR SS.

En menos de dos meses, hemos sido testigos de cómo tan solo en EE UU han caído 34 altos directivos y famosos por haber abusado de su poder para acosar a las mujeres.

Una nueva revolución surge este siglo XXI: las mujeres contra el acoso sexual

Qué tienen en común el presentador Charlie Rose, el editor Knight Landesman, el senador Al Franken, el político Roy Moore, el productor Harvey Weinstein, los directores James Toback, Lars von Trier y Oliver Stone, los actores Dustin Hoffman y Kevin Spacey, o el productor de Pixar John Lasseter… vale son famosos y exitosos, pero en los últimos meses este selecto grupo ha pasado a poseer otro apelativo: acosadores sexuales.

En los últimos dos meses, EE UU ha visto como más de 34 personajes exitosos han ido cayendo al destaparse años de acoso sexual, en donde todos estos exitosos hombres procedieron a abusar de su poder para acosar sexualmente de alguna víctima mucho más joven e inexperta que ellos.

Desde que saliera a la luz el terrible escándalo de Harvey Weinstein, el resto ha ido cayendo poco a poco gracias a la valentía de las víctimas que cansadas de ocultar la verdad, decidieron dar el gran paso y hablar. Lo cierto es que en el caso particular del productor, todo se ha vuelto bastante perturbador debido al gran número de víctimas –muchas de ellas convertidas en grandes estrellas del cine al día de hoy- que presentaron sus casos y dieron detalles bastante sinceros de lo que pasaba a puertas cerradas y del que Hollywood era un silencioso testigo.

Pero la meca del cine no ha sido la única en caer, porque meses antes Silicon Valley ya se hacía eco de lo que pasa en donde los grandes empresarios tecnológicos optaban por dos caminos: no tomaban en cuenta a las mujeres -y si lo hacían sus pagos eran menores- o abusaban de su poder y las acosaban sexualmente. Lo mismo ocurría en Amazon o Uber; en Pixar, The New York Times, Vox o The New Republic… y como sonata de trasfondo resuenan las palabras de Emma Thompson tras declarar al respecto del escándalo Weinstein: “es solo la punta del iceberg”.

Para hacer frente a toda esta ola de acosadores y silenciosos, ha nacido el movimiento #Metoo (Yo también en español) que busca reunir a todas las víctimas y activistas que quieran acabar con esta época oscura de la humanidad. Denunciar a los acosadores, buscar todos los problemas y hallar soluciones. No se trata de “una cacería de brujas” tal como expresó Woody Allen, se trata de hacer frente a un problema muy real que afecta a millones en el mundo, especialmente a mujeres.

Entonces recordamos el caso de la valiente Anita Hill, que en 1991 se atrevió a testificar por acoso sexual contra el aspirante al Tribunal Supremo Clarence Thomas. No logró hacer justicia en aquel entonces, pero su valentía ha quedado en el recuerdo de muchas.

Ahora, líderes que parecían intocables tiemblan debido a lo que se aproxima en donde el rostro más visible está en la Casa Blanca, porque ni el presidente Donald Trump se ha liberado de los señalamientos, recordemos que los últimos 30 años, unas 24 mujeres lo han denunciado por conducta impropia. Todo un ejemplo de que el poder y la fama, son un sinónimo de abuso y acoso. @mundiario

Una nueva revolución surge este siglo XXI: las mujeres contra el acoso sexual
Comentarios