Tras otra masacre en Texas, diversas personalidades apuntan hacia los republicanos

Uvalde High School. FBI
Uvalde High School. / FBI
La política contra las armas en EE UU constituye un bucle: tras cada tiroteo masivo, una parte de los legisladores propone una ley contra las armas para que, poco después, alguna de las dos cámaras –el Senado o la Cámara de Representantes– la eche abajo.
Tras otra masacre en Texas, diversas personalidades apuntan hacia los republicanos

Estados Unidos está de luto otra vez. Al menos 19 niños y dos profesoras fueron asesinados en un tiroteo en una escuela de un pueblo de Texas, que perpetró un joven de 18 años. Al tiempo, el control de armas se convierte en un debate frustrante y recurrente tras cada tiroteo. “¿Por qué estamos dispuestos a vivir con esta carnicería?”, se preguntó el presidente Joe Biden tras la masacre. Pide tras este último tiroteo escolar “transformar el dolor en acción” y urge a “plantarse” ante la industria y el lobby de las armas.

Lo cierto es que la política contra las armas en EE UU constituye un bucle: tras cada tiroteo masivo, una parte de los legisladores propone una ley contra las armas para que, al poco tiempo, alguna de las dos cámaras –el Senado o la Cámara de Representantes– la eche abajo.

El colegio de educación primaria de Uvalde fue esta vez el escenario del cruel acontecimiento. El gobernador Gregg Abbott informó de que los menores de edad eran alumnos del centro educativo y uno de los adultos era una profesora del citado centro, Eva Mireles, que tenía 17 años de trayectoria en el colegio,  que cuenta con una población de unos 500 estudiantes, la mayoría de origen latinoamericano. 

Se pudo conocer que el asesino, que respondía al nombre de Salvador Ramos, murió abatido por las fuerzas de seguridad, que se hicieron presentes en el lugar de los hechos. El atacante compró dos rifles de asalto el día en que cumplió 18 años.

Este nuevo hecho de sangre ha provocado la reacción de la ciudadanía estadounidense. El entrenador de los Golden State Warriors, Steve Kerr, que lanzó un llamado desesperado y una crítica contra el sistema de control de armas que reina en su país durante la rueda de prensa antes del cuarto partido de la final del Oeste, que enfrenta a su equipo contra los Dallas Mavericks de Luka Doncic.

"No voy a hablar de baloncesto hoy (...) Ninguna pregunta de baloncesto importa" y continuó con las siguientes palabras: "Desde que salimos esta mañana del entrenamiento, 14 niños (la cifra aumentó a 19 después) y un profesor fueron asesinados a 400 millas de aquí. En los últimos diez días, hemos tenido a ancianos negros asesinados en un supermercado en Búfalo, a feligreses asiáticos asesinados en el sur de California y ahora tenemos niños asesinados en la escuela".

 

50 senadores señalados por Kerr

Inmediatamente después se preguntó de forma aireada "¿Cuándo vamos a hacer algo?". El coach de Stephen Curry y compañía estaba al borde del llanto, con mucha rabia e impotencia. Aseguró que está harto de esta situación, que lo coloca una y otra vez frente a las cámaras para "ofrecer condolencias a las familias devastadas" por otro nuevo tiroteo. 

Acto seguido se disculpó  y después de un minuto de silenció no tuvo reparo en señalar a los representantes del Partido Republicano en la cámara alta del Congreso: "Hay 50 senadores (los republicanos) que rechazan votar la HR8 (...) Hay una razón por la que no votarán: para mantener el poder" y  después fue más específico y apuntó a Mitch McConnell (líder de los republicanos en el Senado): ¿Vais a poner vuestro propio deseo de poder por delante de las vidas de nuestros niños, ancianos y feligreses? Porque eso es lo que parece." dijo el también exjugador de los Chicago Bulls en los noventa. 

Otras personalidades también culpan a los republicanos

Otras personalidades también lamentaron todo este triste episodio. El escritor Stephen King también salió a la palestra, a través de su cuenta oficial en Twitter y urgió a las autoridades a comenzar con un control de armas y pidió que "detengan la matanza de inocentes". 

También George Takei, conocido por sus actuaciones en la serie y películas de  Viaje a las Estrellas hizo su reflexión en las redes sociales: "Si queremos que las cosas cambien, debemos exigírselo a nuestros líderes". El cantante Moby también señaló a los líderes republicanos, a los que acusó de ser una partida de malvados. 

El actor Josh Gad también dedicó unas palabras contra el sistema que impera en su país "es necesario evitar que cualquier persona con un trastorno metal acceda a las armas en cualquier lugar, en cualquier momento y mate niños a voluntad".  Su homólogo, Daniel Dae Kim, compartió el siguiente mensaje: 27 tiroteos en escuelas y ningún cambio de política para proteger la vida de nuestros hijos. A la luz de las recientes noticias sobre el aborto, esto es un tanto hipócrita". 

En la misma dinámica de señalamientos contra los 50 senadores, el director y actor Rob Reiner dijo que "la sangre de cada niño que muere a causa de la violencia armada en este país, está en manos del Partido Republicano". @mundiario

Tras otra masacre en Texas, diversas personalidades apuntan hacia los republicanos
Comentarios