Nuestros dependientes siguen a la espera de valoración

Dependencia
Dependencia.

Es evidente la falta de voluntad política para, al menos, ayudar a las personas más vulnerables. Es vergonzoso.

Nuestros dependientes siguen a la espera de valoración

Según el informe sobre el Sistema de Atención y Ayudas a la Dependencia (SAAD), elaborado por la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, hay en España 1,3 millones de personas con situación de dependencia reconocida. De ellos, un millón, aproximadamente, ya ha sido valorado, pero 300 000 esperan aún la valoración. Desde las distintas administraciones nos recuerdan que se ha conseguido reducir la lista de espera en 60 000 personas. Aunque por supuesto, son las personas con dependencias más leves. Es decir, los baratos. El 40% de los que aún siguen esperando son dependientes severos, es decir, Grado II y Grado III... Pero, ¿a quién importa eso? No olvide que el pasado año fallecieron más de 30 000 personas sin haber recibido las ayudas pertinentes. Haciendo un cálculo rápido, son unas 80 personas al día. Intolerable.

Dice la Ley que tanto el Estado, como las Comunidades Autónomas deben aportar el 50% del gasto en dependencia. Por supuesto, no es así. Actualmente, el Estado aporta el 20%, y las Comunidades Autónomas, el 80%. Nueva tomadura de pelo. Por supuesto, esto repercute directamente en la calidad de vida del dependiente. Si usted vive en una comunidad autónoma determinada, vivirá mejor que en otra. Esto es un fracaso injustificado. Huelga decir que el peso recae en las familias. Si usted se lo puede permitir, enhorabuena. Pero piense en todos aquellos que viven bajo el umbral de la pobreza. Lo más dramático es que el presupuesto para la dependencia en 2019  es, macroeconómicamente, una miseria. Aseguran desde la asociación que si aplicáramos la totalidad del presupuesto, se podrían atender a más de 70 000 personas y se crearían 16 000 nuevos puestos de trabajo directos.

Por supuesto, seguro que usted no ha leído nada de esto en los titulares de la prensa. Es más que posible que ni siquiera lo conociera. Pero no nos engañemos. Todo este caos es debido a que no hay una voluntad política real para apoyar a los más desfavorecidos. Si se quisiera hacer, el Gobierno habría podido hacer un Decreto-Ley. De hecho, en los últimos ocho meses ha aprobado 25. Pero, como siempre, los más necesitados no son importantes. No entiendo cómo no se denuncia esto. Nuestros políticos se mofan de nosotros durante años. ¿Hasta cuándo vamos a tener que aguantar a estos chupópteros? Es imposible que una sociedad avance si deja atrás a los más desfavorecidos. 

Piensen.

Sean buenos.

La canción regalo de hoy es Miedo. Es un temazo. Con todos ustedes: ¡M Clan con Bunbury!

https://www.youtube.com/watch?v=gDwmVHSe6s8

Nuestros dependientes siguen a la espera de valoración
Comentarios