Si no tienes vértigo asómate al balcón del Preikestolen, la roca púlpito

Preikestolen, la “roca del predicador”. / canalviajes.com
Preikestolen, la “roca del predicador”. / canalviajes.com

El sacrificio de llegar hasta el Preikestolen y poder admirar el horizonte sobre el Fiordo Lyse supone un espectáculo visual de los mejores del mundo con unas vistas impresionantes.

Si no tienes vértigo asómate al balcón del Preikestolen, la roca púlpito

Asomarse al borde de la roca del predicador es como hacerlo a la terraza de un octavo piso sin cierre ni barandilla, pero multiplicada su altura por 30. Preikestolen es un balcón rocoso a 600 metros sobre la vertical del fiordo Lyse, al suroeste de Noruega. Para hacernos una idea esta altura sobre el vacío representa el doble de la altura total de la torre Eiffel.

El acceso a este mirador, que no cuenta con ninguna barrera de protección, se realiza a pie y se llega después de una agotadora caminata de unas 2 horas y media. Y hacen este ejercicio unas 80.000 personas cada año para disfrutar de una experiencia única e inigualable.

Si no tienes vértigo asómate al balcón del Preikestolen, la roca púlpito
Comentarios