Nirvana, cuando el amor se convierte en una puerta y cuando, fulgurante, se abre

Helena Cosano retratada por Laura Muñoz para el libro "Almas Brujas"
Helena Cosano, retratada por Laura Muñoz para el libro Almas Brujas.

Desgarro, gozo, éxtasis y dolor, y la intuición vertiginosa de la muerte: un poema de inspiración tántrica, cuando la energía sexual se canaliza para crecer. ¿Te lo vas a perder?

Nirvana, cuando el amor se convierte en una puerta y cuando, fulgurante, se abre

Nirvana

 

El amor: una puerta.

 

Frívolo juego en que luchan los egos,

cuando la puerta está cerrada.

Orgullo vacuo de la pequeña gota de agua que se cree separada del océano,

única y diferente,

y se infla seductora,

y para conquistar exhibe al sol en mil destellos

sus tornasolados límites ilusorios.

 

O una puerta entornada por la que se vislumbra un acuoso más allá.

Una intuición vertiginosa como el vacío de la muerte.

La gota sufre y anhela algo que desconoce pero intuye:

el paraíso olvidado, la armonía eterna de una ideal completud,

de alguna soñada felicidad.

Siente el dolor de una  ausencia, como si le faltara un trozo de sí,

como si su alma desgarrada no cupiese ya en la prisión de un único cuerpo,

como si fuese tan amplia como un océano,

engañosamente encerrado en los límites ilusorios de una gota de agua.

 

Cuando deja de ser gota,

cuando intuye el mar,

cuando se disuelve un ego y renace el dios,

la puerta se está abriendo

cuando de verdad hay amor.

 

Desgarro, gozo, éxtasis y dolor.

La intuición vertiginosa de la muerte.

Abandono al amor.

El polvo vuelve al polvo, todas las aguas al mar.

La puerta está abierta, y sólo habría que dar un paso más.

El Nirvana espera.

 

www.helenacosano.es 

@HelenaCosano

 Enlace para la compra electrónica del libro “Almas Brujas”: http://m.casadellibro.com/libro-almas-brujas/9788415916024/2117187

 

 

Nirvana, cuando el amor se convierte en una puerta y cuando, fulgurante, se abre
Comentarios