Buscar

MUNDIARIO

Los niños prodigio de la música poseen un talento brillante

Lyonya Shilovsky, baterista ruso, es un prodigio con sólo 3 años, deslumbró al mundo en la televisión cuando apareció en el programa de talentos llamado Minuto de Fama y hoy en día un nuevo video suyo se ha viralizado en todas las redes sociales causando sensación.
Los niños prodigio de la música poseen un talento brillante
Lyonya-Shilovsky de 3 años. / Shouthern Cross Pipe Band
Lyonya-Shilovsky de 3 años. / Shouthern Cross Pipe Band

Firma

Cristina Goás

Cristina Goás

La autora, CRISTINA GOÁS, gestiona Melovida y dirige Presto Vivace, desde donde desarrolla la investigación musical y su aplicación a través de dispositivos tecnológicos. También es colaboradora de MUNDIARIO y se encarga de formar y crear nuevos talentos. @mundiario

Nuevas investigaciones demuestran que hay muchos conceptos infundados sobre las mentes brillantes. Muchos se preguntan si el genio nace o se hace. Esa duda ha generado un eterno debate entre científicos que han intentado definir las características en común de estos individuos. En medio de esa discusión, lo que ha quedado en el aire son una serie de estereotipos infundados.

El escritor Eric Weiner aclara esos conceptos en su nuevo libro "La geografía del genio". Weiner afirma que desde mediados del siglo XIX se implantó la idea de que los genios nacen y no se hacen. Es decir, que su suerte está echada desde el momento de su gestación porque heredan ciertos genes que cumplen un rol determinante en su nivel de inteligencia y talento. Sin embargo, el autor señala que “No existe un gen de la genialidad y no todos los grandes genios han tenido hijos igualmente brillantes”. Se cree que los genios tienen un nivel de inteligencia y unos talentos superiores al resto de la población.

Lo que está claro es que Lyonya tiene ciertas habilidades especiales que no son comunes en otros niños de su edad. El idioma alemán e inglés tiene para estos casos de niños prodigio un término muy particular “wunderkind” que significa niño milagro.

Sin lugar a dudas este niño es un milagro o más bien un misterio, pues en él han confluido una serie muy particular de factores sociales, culturales y biológicos que lo han ido formando a lo largo de sus tres años para convertirlo en lo que es, un niño increíblemente habilidoso en la batería. Seguramente uno de los factores más influyentes en el pequeño ha sido su familia. Un niño con tal habilidad a esa edad difícilmente hubiera alcanzado un reconocimiento a nivel mundial de haber nacido en una familia en donde la música no fuera parte de sus vidas o donde sus padres no lo estimularan a desarrollar esa capacidad que seguramente vieron en él desde un principio. @mundiario