Nicaragua, el país donde queman en la hoguera a una mujer para sacarle el demonio

Hoguera.
Una hoguera.

Aunque se considera un hecho aislado, el suceso ha conmocionado a todo un país donde las creencias religiosas son fuertes y forman parte de su cultura.

Nicaragua, el país donde queman en la hoguera a una mujer para sacarle el demonio

Nicaragua es el segundo país más pobre de Latinoamérica precedido por Haití. Esto no solo lleva un componente económico sino también cultural. Tanto es así que una mínima parte de la población nicaragüense aún lleva a cabo rituales que en pleno siglo XXI resultan escandalosos y anacrónicos, cuando no inhumanos. Generalmente estos rituales tiene a su vez un componente religioso aunque poco de católico tenga lo sucedido recientemente en el país centroamericano donde el 50% de la población es católica y el 40% protestante.

Vilma Trujillo era una joven nicaragüense de 25 años que un día comentó a su pareja sentimental que el demonio la estaba perturbando.  Reynaldo Peralta, así se llama su pareja, decidió entonces que ambos debían unirse a la Iglesia Visión Celestial de las Asambleas de Dios que tres años antes había llegado a su comunidad El Cortezal, en el noreste de Nicaragua, a unos 500 kilómetros de la capital, Managua. A pesar de que ellos eran católicos decidieron hacerse evangelistas “para mejorar”, afirma Peralta.

Según cuenta Peralta a BBC Mundo un hombre perteneciente a esta Iglesia le dio un remedio a Vilma Trujillo para que se sintiera mejor. "Ella me dijo que un demonio la estaba perturbando y yo le dije que eso que le están dando no es un remedio, es para que me odie usted a mí", recuerda Peralta. La pareja decidió acudir al pastor de la comunidad, Juan Gregorio Rocha —a quien la Asamblea de Dios no reconoce como miembro de la iglesia—, para decirle que su "mujer ya no lo quería". Pero según cuenta Peralta, este sacerdote lo único que intentó fue que la pareja se separase.

Juan Gregorio Rocha ha sido detenido y condenado por el asesinato de Vilma Trujillo y en el momento de su detención indicó a las autoridades que lo que intentaron hacer no fue matarla sino un ritual de "sanación" y que "Dios dijo que iba a sacar ese espíritu malo de ella y que hiciéramos un fueguito, porque iba a ser expulsado el demonio".

Vilma Trujillo. / TV Nicaragüense

Vilma Trujillo. / TV Nicaragüense

 

Qué ocurrió con Vilma Trujillo

Vilma acudió a la iglesia de su comunidad pidiendo ayuda porque se encontraba mal de salud, en unos días en los que su pareja Peralta se había ausentado del hogar para acompañar a su madre que se encontraba enferma.

Según relata la hermana de Vilma de 15 años, ésta fue retenida en la iglesia y sometida a una "oración de sanación". La mujer permaneció amarrada de pies y manos bajo la supervisión del pastor de esa iglesia protestante, Juan Gregorio Rocha. Pasó así 6 días. La diaconisa de esta iglesia, Esneyda del Socorro Orozco, dijo a la Policía Nacional nicaragüense que "por revelación divina, debía hacerse fogata en el patio del templo para sanar a la víctima a través del fuego". Y así hicieron, una fogata a la que fue lanzada Vila Trujillo atada de pies y manos.

La joven sufrió quemaduras graves, de primero y segundo grado, en el 80% del cuerpo, y aunque fue trasladada a un hospital de Managua, la capital del país, falleció.

Uno de los detenidos, el pastor de la comunidad Julio Gregorio Rocha declaró que Trujillo cayó al fuego "cuando el espíritu del demonio salió de su cuerpo".

El portavoz de la Comisión de Derechos Humanos de Nicaragua, Pablo Cuevas, pidió al gobierno un control más firme de los grupos religiosos en el país. "Es increíble que en este momento sucedan esas cosas, debe haber una revisión por parte de las autoridades de las distintas denominaciones y religiones. No podemos hacer que sucedan cosas como estas", dijo en declaraciones recogidas por medios nicaragüenses.

Nicaragua, el país donde queman en la hoguera a una mujer para sacarle el demonio
Comentarios