El Náutico de Sada espera su demolición en un estado cada vez más lamentable

El Náutico de Sada, pendiente de ser demolido. / Mundiario
El Náutico de Sada, pendiente de ser demolido. / Mundiario
Situado en un lugar privilegiado del paseo marítimo de esta antigua villa de veraneo, también es reivindicado por quienes prefieren rehabilitarlo con fines sociales.
El Náutico de Sada espera su demolición en un estado cada vez más lamentable

La antigua cafetería de El Náutico de Sada sigue en pie, frente al mar, en pleno paseo marítimo, pero en un estado lamentable, con cristales rotos, del mismo modo que la valla de protección. Más de 20 años después de que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) declarase nulos los acuerdos plenarios de 1988 y 1990 por los que se autorizó este inmueble al tener mayor ocupación de la permitida por el planeamiento vigente entonces, la demolición no ha comenzado.

Sobre el papel, el Ayuntamiento de Sada sacó a contratación a finales de 2020 el derribo de El Náutico, que se prevé hacerlo abajo a arriba, con martillo hidráulico, retroexcavadora y grúa. Así se acordó el equipo del alcalde Benito Portela al día siguiente de que el pleno municipal confirmase su demolición, tras rechazar un recurso del PP, por 207.898 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de dos meses. La idea es que, tras echarlo abajo, se ponga césped en la zona, con el objetivo de recuperar los “valores ambientales y paisajísticos” de este entorno. 

Un informe de la universidad coruñesa (UDC) avaló la “escasa calidad arquitectónica” de este edificio y el beneficio y “oportunidad” que supondría su derribo para recuperar el paisaje y las vistas a la ría de Sada. El Concello de Sada recibió 21 ofertas para ejecutar el derribo de un inmueble que ha estado en entredicho desde su construcción, pero a día de hoy El Náutico espera su demolición en un estado cada vez más lamentable.

Hubo un intento de legalización parcial, frustrado

Atrás queda el intento, en 2009, de su legalización parcial dándole licencia a la concesionaria para una demolición parcial que se estimó en 422.720 euros más 68.151 euros de obras de urbanización posterior. Pero no se cumplió el plazo de la licencia para legalizar y el Concello de Sada no aceptó la prórroga pedida por la sociedad, decisión que fue confirmada por el juzgado.

El Ayuntamiento de Sada rescató en 2015 la cesión del derecho de superficie sobre esta parcela y para cumplir las sucesivas resoluciones judiciales encargó el proyecto de demolición en 2017, aunque no se licitó hasta 2020, tras informes de 2018 del arquitecto municipal certificando la viabilidad urbanística de la demolición.

Cristales rotos y desperfectos en el Náutico de Sada, pendiente de ser demolido. / Mundiario

Cristales rotos y desperfectos en el Náutico de Sada, pendiente de ser demolido. / Mundiario

Un grupo vecinal amenaza con un encierro

Este domingo, el Grupo Vecinos Unidos de Sada mantuvo una reunión  en la que acordó realizar una ocupación vecinal "pacífica" para protestar contra el derribo total del edificio y reclamar que se rehabilite para usos sociales, como centros de mayores o escuelas infantiles, entre otros. Jesús Manuel Cotos, portavoz de la asociación, ya anunció "una fiesta gastronómica" previa a la ocupación, que "posiblemente" tendrá lugar a finales de julio, y a la que podrán acudir tanto los vecinos sadenses como personas no pertenecientes al municipio. Tras ello, "muchos vecinos" dormirán dentro del edificio, añade la hoja de ruta de Cobos.

De entrada, el Grupo Vecinos Unidos de Sada aguarda "un cambio de posición" por parte del BNG de Sada, partido al que le atribuyen la "promesa" a los vecinos en las elecciones municipales de 2019 de convertir el edificio en el Museo del Mar, financiado íntegramente por los Grupos de Acción Costera. Pero el BNG no es un partido mayoritario: en julio de 2019, la formación Sadamaioría logró gobernar con seis concejales de una corporación de 17, mediante un acuerdo para establecer una coalición con el BNG (2 ediles) y Alternativa dos Veciños (2). Jesús Manuel Cotos sostiene que la construcción se puede legalizar y rehabilitar "perfectamente". Desde el PP y el PSOE municipal también se defendió en los últimos años la conveniencia de buscar alternativas de uso para el Náutico. @mundiario

El Náutico de Sada espera su demolición en un estado cada vez más lamentable
Comentarios