Buscar

MUNDIARIO

La NASA comienza a investigar el primer crimen cometido en el espacio

La denuncia mantiene contra la pared a la reconocida astronauta Anne McClain, acusada de robo de identidad y acceso indebido a registros financieros privados de su exesposa, la también militar Summer Worden.
La NASA comienza a investigar el primer crimen cometido en el espacio
Anne McClain, astronauta estadounidense. / RR SS
Anne McClain, astronauta estadounidense. / RR SS

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

La NASA comienza a investigar lo que podría ser el primer crimen cometido en el espacio: robo de identidad y acceso indebido a registros financieros privados. 

La denuncia mantiene contra la pared a la laureada astronauta estadounidense Anne McClain, acusada de burlar las cuentas de su exesposa, la también militar Summer Worden, durante su estancia en la Estación Espacial Internacional.

Esto es todo lo que se sabe hasta ahora sobre el insólito caso: 

> Worden y McClain han estado inmersas en una dramática batalla legal por la custodia de su hijo de 6 años desde hace meses. 

> En medio de esta guerra, McClain tuvo que trasladarse a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en  inglés), el centro de investigación de la NASA, que se encuentra en la órbita terrestre. 

> Mientras tanto, su expareja se encontraba en su antiguo hogar en Kansas y la demanda seguía su causa, hasta que ocurrió algo inesperado: McClain comenzó a utilizar la supuesta incompetencia económica de Worden como argumento a su favor para quedarse con la custodia del menor.

> Por supuesto, a la exoficial de la inteligencia de la Fuerza Aérea le generó especial preocupación que su exesposa supiese tanto sobre sus finanzas: tenía detalles sobre el auto que había comprado, fechas exactas, precios o el lugar dónde lo había adquirido.

> Las sospechas de Worden la llevaron a pedir a su banco un registro de los accesos a su cuenta bancaria. ¡Y sorpresa: entre ellos encontró una de las direcciones de internet de la NASA! 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Hans Uy || Space Blog (@astronomical_returns) el

 

> Al volver a Tierra, McClain reconoció que había entrado a las cuentas de su exmujer mientras estaba embarcada en la misión espacial, al tiempo que alegaba que lo hizo con los datos que la propia Worden le había proporcionado antes de su separación. 

> Luego de esto, la mujer no tardó en realizar una denuncia por usurpación de identidad y por transgredir la privacidad, pero el caso tomó ribetes inesperados debido a una queja a la Comisión Federal de Comercio y a la oficina del inspector general de la NASA. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Men’s Day Out (@mensdayoutindia) el

 

> Evidentemente no estamos hablando de un pleito domestico cualquiera. ¿La razón? Sencilla: el delito se cometió en la Estación Espacial Internacional.

> De acuerdo con The New York Times, esto significa que las jurisdicciones de Estados Unidos, Rusia, Japón, la Unión Europea y Canadá están involucradas en el caso, aunque las naciones han determinado que las atribuciones deben recaer sobre las instancias legales correspondientes a la nacionalidad de cada astronauta. 

> "Sólo porque haya ocurrido en el espacio, no significa que no esté bajo dominio de la ley", ha defendido, por su parte, el director del Centro Global de Legislación del Espacio en la Universidad Estatal de Cleveland, Mark Sundahl. 

> "La teniente coronel Anne McClain ha desarrollado una carrera militar, ha volado misiones de combate en Irak y es una de las astronautas más importantes de la NASA. Lo hizo muy bien en su última misión NASA en la Estación Espacial Internacional. Como con todos los trabajadores de la NASA, la NASA no comenta cuestiones personales", se ha limitado a decir la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio. @mundiario

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Heidi.news (@heidi.news) el