Un choque con una lancha de aduanera en Barbate deja a un narco muerto y a otro herido

Servicio de Vigilancia Aduanera en Barbate. / RR.SS.
Servicio de Vigilancia Aduanera en Barbate. / RR.SS.
El presunto traficante de hachís ha muerto y otro ha sufrido la rotura de un brazo tras un incidente con una patrullera del Servicio de Vigilancia Aduanera frente a la costa de Los Caños de Meca.
Un choque con una lancha de aduanera en Barbate deja a un narco muerto y a otro herido

Un presunto traficante de hachís ha muerto y otro ha resultado herido tras un choque con una lancha del Servicio de Vigilancia Aduanera frente a la costa de Los Caños de Meca, en Barbate. El incidente ocurrió alrededor de las 21:40 horas del sábado durante una persecución en el mar.

El Servicio de Vigilancia Aduanera se encontraba patrullando la zona cuando avistaron una embarcación recreativa de unos cuatro a cinco metros de eslora, sospechosa de transportar fardos de hachís. Durante la persecución, la lancha de los supuestos traficantes realizó maniobras peligrosas, reduciendo bruscamente la velocidad y cruzándose repetidamente en el rumbo del patrullero, lo que finalmente provocó la colisión.

Tras el choque, uno de los hombres, un ciudadano español con antecedentes por narcotráfico, sufrió la rotura de un brazo. A pesar de sus heridas, intentó escapar nadando pero finalmente solicitó ayuda a los agentes de Vigilancia Aduanera. El otro ocupante de la embarcación, un hombre de origen marroquí sin documentación, falleció a causa del impacto. Los agentes intentaron reanimarlo mientras se dirigían al puerto de Barbate, pero sus esfuerzos y los de los servicios médicos fueron en vano.

Las autoridades recuperaron la embarcación siniestrada y cuatro sacos de hachís, con un peso total de 113 kilos. La lancha fue trasladada al puerto de Barbate y está bajo custodia de la Guardia Civil, que se encargará de investigar el accidente. Mientras tanto, Vigilancia Aduanera llevará a cabo las investigaciones relacionadas con el tráfico de drogas.

Este incidente ocurre en un contexto de creciente violencia en Barbate. Hace cuatro meses, dos guardias civiles fueron asesinados cuando la lancha de unos narcotraficantes les pasó por encima en el mismo puerto. Aunque inicialmente se detuvieron a ocho personas, un informe reciente de la Guardia Civil descartó la implicación de los sospechosos en ese suceso, basándose en el análisis de diversos vídeos.

Aumento de incidentes en persecuciones

Los accidentes durante persecuciones entre fuerzas de seguridad y narcotraficantes son cada vez más comunes en la región. La superior velocidad y menor seguridad de las embarcaciones semirrígidas utilizadas por los narcos a menudo resultan en tragedias. El 31 de enero, otro traficante murió tras chocar contra una patrullera de la Guardia Civil en la desembocadura del río Guadalquivir. En ese caso, la colisión ocurrió cuando la barca de los perseguidos, que transportaba bidones de gasolina para narcolanchas, arrancó los motores y chocó accidentalmente con los agentes.

La Guardia Civil ha asumido la investigación del incidente en Barbate para esclarecer las circunstancias exactas de la colisión. Las autoridades buscan determinar la secuencia de eventos que llevaron al trágico desenlace y asegurar que se tomen las medidas necesarias para prevenir futuros incidentes.

Comentarios