Buscar

Nanobots: la innovadora tecnología que pretende destruir los tumores

Las primeras pruebas fueron realizadas en ratones con distintos tipos de tumores cancerígenos resultando ser muy exitosas.

Nanobots: la innovadora tecnología que pretende destruir los tumores
Nanobots. / RR SS.
Nanobots. / RR SS.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. Escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Twitter: @mundiario

Expertos de la Universidad de Arizona en conjunto con investigadores del Centro Nacional de Nanociencia y Tecnología (NCNST) de la Academia de Ciencias de China, han logrado unos sorprendentes avances en la nanomedicina al programar nanobots capaces de encontrar y erradicar tumores.

Los primeros estudios fueron realizados en ratones afectados con cáncer de mama, ovario o pulmón, siendo el primer estudio exitoso en mamíferos. El proceso se encarga de diseñar fármacos para aplicarse en terapias dirigidas contra los distintos cánceres. Esto es posible gracias a un proceso conocido como el origami del ADN, una técnica que demuestra que el código genético es capaz de desplegarse de muchas formas y tamaños, en una escala mucho más pequeña que el ancho de un cabello.

Para los expertos, el principal problema fue diseñar y programar a los nanobots para que buscaran activamente los tumores y luego proceder a su erradicación sin dañar ningún proceso vital. “Los nanobots se pueden programar para transportar cargas moleculares y causar bloqueos en el suministro de sangre tumoral en el sitio, lo que puede provocar la muerte del tejido y reducir el tamaño del tumor”, señaló Baoquan Ding, investigador del NCNST.

La investigación publicada en Nature Biotechnology expresa que para que los nanobots solo ataquen las células cancerosas se incluyó una carga especial conocida como aptámero de ADN, que se dirige específicamente a la proteína nucleolina, que es producida en grandes cantidades en la superficie del tumor y que no se halla en las células sanas.

Las primeras pruebas señalan que el tratamiento con nanobots logró bloquear la circulación de sangre hacía el tumor, generando un daño al tejido tumoral dentro de las primeras 24 horas sin llegar a dañar a alguna de las células sanas. Luego de atacar a los tumores, la mayoría de los nanobots se degradaron dentro del cuerpo en menos de las 24 horas. Los resultados finales arrojaron que tres de los ocho ratones que formaron parte de la terapia mostraron un retroceso de los tumores. Las próximas pruebas estarán centradas en ir acercándose hacía el tratamiento para humanos. @mundiario