Buscar

Música para estimular el nacimiento de bebés

En el Institut Marquès de Barcelona existe un programa novedoso para mejorar la tasa de fecundación. Se trata de aplicar las micro vibraciones musicales en las incubadoras de embriones en las que permanecían los óvulos antes de ser fecundados.

Música para estimular el nacimiento de bebés
Antonio Orozco: "Tocar para embriones ha sido una experiencia casi extraterrestre". / El País
Antonio Orozco: "Tocar para embriones ha sido una experiencia casi extraterrestre". / El País

Firma

Cristina Goás

Cristina Goás

La autora, CRISTINA GOÁS, escribe en MUNDIARIO. Gestiona Melovida y dirige Presto Vivace, desde donde desarrolla la investigación musical y su aplicación a través de dispositivos tecnológicos. También se encarga de formar y crear nuevos talentos. @mundiario

En el 2015, el  Institut Marquès de Barcelona presentó los resultados de un programa pionero de I+D+i en el congreso de la Sociedad Europea de Reproducción Asistida celebrado en Londres. Las microvibraciones se aplicaron a 114 parejas de España y otros 16 países. Actualmente ya hay cientos de mujeres embarazadas en los que se ha utilizado la música en palabras de la doctora Marisa López-Teijón, jefa de Reproducción Asistida del Institut Marquès y principal autora del estudio que se ha publicado en una revista científica.

Al aplicar la música a los ovocitos, los investigadores han comprobado que mejora la tasa de fecundación un 5%. Es un cifra muy importante. Algunos investigadores señalan que su mecanismo estriba en los cambios que genera en el ARN mensajero, otros apuntan a modificaciones en los niveles de calcio intracelular o en alteraciones en la regulación de los factores de crecimiento. Sin embargo, la teoría parace demostrar, es que la vibraciones que genera la música simula el movimiento que tiene el óvulo en el cuerpo de la mujer y ese movimiento genera un reparto más homogéneo de los nutrientes que necesita y además evita que se acumulen los productos tóxicos.

Aunque este primer estudio se ha centrado en el efecto de la música sobre los óvulos, la especialista adelanta que ya están en marcha otros dos en los que se valorará por un lado el efecto de las vibraciones musicales en la evolución de los embriones y, en una fase posterior, si la tasa de embarazos aumenta si la mujer escucha música. No toda la energía sonora genera los mismos efectos en los organismos vivos. Diferentes frecuencias de onda o de organización armónica del sonido puede ejercer distintos resultados, es decir, que no es lo mismo la música que el sonido.

En cuanto al tipo de música que se les pone a los ovocitos y embriones, son de tres clases: música clásica, heavy metal y pop. A través de un iPod, colocado en las incubadoras, se emite la música a una intensidad diferente en función del tipo: la clásica a 67 decibelios, la pop a 80 y la heavy a 84. No se han visto diferencias en función de si se emplea una música u otra, ya que cada mes cambia el estilo de música que se escucha en las incubadoras.

En el Institut Marqués existen preferencias musicales como las voces de Madonna, Serrat, Enrique Iglesias o Barry White que es uno de los temas favoritos.

Los Conservatorios de música, centros autorizados, así como las escuelas musicales, incorporan cada vez más profesores de música especialistas en esta materia para trabajar tanto la estimulación musical de bebés, como las master-class y talleres para mujeres embarazadas, utilizando múltiples músicas con el único objetivo de producir los mayores beneficios en sus bebés. @mundiario