Las mujeres del fútbol doméstico de Buenos Aires fueron destacadas como las más violentas del año

Lorena Reynoso, la joven notera de "Tiempo de Juego" que fuera agredida por un grupo de mujeres de la hinchada local
Lorena Reynoso, la joven notera de "Tiempo de Juego" que fuera agredida por un grupo de mujeres de la hinchada local.

Tras la finalización de un encuentro de fútbol la hinchada femenina de la escuadra local atacó a los periodistas de “Tiempo de Juego” increpándolos verbalmente  y hasta arrojándoles una muleta. 

Las mujeres del fútbol doméstico de Buenos Aires fueron destacadas como las más violentas del año

Dándole continuidad al artículo Tras un partido, un árbitro del fútbol argentino denunció violencia de género en el que ponía en escena lo que había sucedido en el fútbol doméstico del interior de Buenos Aires donde una árbitro asistente oriunda de General Pico, de la provincia de La Pampa, denunció violencia de género en las canchas de la Liga del Oeste del fútbol argentino. En aquella ocasión la línea Mailén Saavedra denunció, a través de su perfil de Facebook, los malos tratos que recibiera en la ciudad de Carlos Tejedor en el marco del encuentro entre el equipo local “C. A. Gorra de Cuero” y su visitante, proveniente del vecino distrito de Rivadavia. Entre sus comentarios se destacaron que le sorprendía que las agresoras fueran justamente mujeres de la hinchada local, resaltando el machismo de las mismas al no respetarse entre ellas, así como tampoco valoran el trabajo femenino, al ser enviada a lavar los platos por sus congéneres quienes, incluso, la tildaron de atorranta (vagabunda, pordiosera, etcétera) por el tipo de actividad que desempeña. Al finalizar sus expresiones hizo hincapié en que  “me daba lástima escuchar a las mujeres insultándome, por ser nosotras mismas quienes despreciamos a nuestro género".

A su vez, el domingo 27 de noviembre se jugó la final de la Liguilla que coincidió en un clásico entre los dos equipos de la ciudad de Carlos Tejedor en donde Huracán FC venció en la instancia de los penales al local C.A. Gorra de Cuero. De este encuentro salió el finalista que se enfrentará con el Club Atlético Rivadavia cerrando el año deportivo. El clásico tejedorense fue, en principio, teñido de una importante alegría haciendo una fiesta deportiva como hacía mucho tiempo no se la disfrutaba, hasta que nuevamente la hinchada femenina del club local volvió a ser protagonista al agredir, en esta ocasión, al equipo deportivo de FM del Sol de Carlos Tejedor quienes tuvieron que soportar diferentes agresiones al término del partido. Según expresiones vertidas en el medio Master News un grupo de exaltadas "mujeres" pertenecientes a la hinchada de Gorra de Cuero intentaron agredir física y verbalmente a los integrantes de la 102.3, poniéndole un color muy oscuro a una fiesta del fútbol que tuvo todos los condimentos de alegría y pasión. En este contexto la joven notera, Lorena Reynoso, recibió fuertes insultos “pensaba que como estaba en una cancha dejaba pasar las agresiones verbales y en un momento se acercó a la cabina donde estábamos transmitiendo, una señora enloquecida y nos tiró con una muleta, a mí no me pegó pero si a uno de mis compañeros, y después tiro con una gomera que no sé porque razón la tenía en la cancha. Estuvo todo el tiempo diciendo que se iba a subir y me iba a bajar de los pelos, que me quería pegar, que sabía dónde vivía. Se quedó allí hasta que una de sus compañeras la sacó y seguían las amenazas de lejos. Ella se quedó amenazando y me tuve que quedar bastante tiempo después de que había terminado el partido junto a mis compañeros", “todos nos preguntamos para que tenía una gomera en la cancha; es algo inexplicable y además menos mal que lo único que tenía era eso y la muleta porque sino no sé lo que hubiera ocurrido. Las muletas eran del relator Leonel Carro que tiene una lesión y las usa". “Esta señora fue la que se me acercó y me agredió, pero vi también que todas las compañeras que estaban junto a ella, ninguna, pero ninguna se movió o le dijo deja de agredirla, todo lo contrario era como que la apoyaban en lo que estaba haciendo, una locura. Eran todas mujeres.”

Finalmente, el equipo de Tiempo de Juego pudo retirarse del estadio de Argentino sin recibir agresiones físicas. No obstante, el lunes por la mañana los cuatro integrantes se dirigieron a la comisaría de Carlos Tejedor donde, en el marco de la Ley del Deporte, radicaron la denuncia correspondiente.

Ahora, observando esta nueva foto y tratando de sacar una conclusión ante este nuevo accionar de la hinchada local es muy evidente que la sociedad toda estima que la violencia femenina no existe, o bien que es un tema que no merece la consideración necesaria; todo parece indicar que ambos ítems están sustentados en que las damas son seres extra-planetarios o que, quizás, provienen de un reino como el vegetal y que no tienen en sus genes este tipo de manifestaciones violentas, y si consideradas en el varón (por este motivo la violencia masculina hasta es materia de estudio haciendo que se considere a la mujer como más apta para la crianza de los hijos, situación que hace que ante un divorcio, por ejemplo, se les otorgue la custodia de los menores).

En este punto, algunas de las preguntas que podríamos hacernos son: ¿Quiénes formaron a estas mujeres del hoy y que fueron niñas en el pasado? ¿Qué ha sucedido que los niveles de violencia no bajan si los hijos quedan en poder de la mujer ante un divorcio? ¿No será momento de cambiar el eje de la discusión y así crecer como sociedad? Digo todo esto en base a que se hacen marchas en contra de la violencia masculina y a las que considero justas pero estériles; en más de una ocasión he manifestado que el tema violencia de género debería ser materia de estudio y desde la niñez (el buen juicio no necesita de la violencia, pero este se forma y se trabaja), donde poder enseñarles a nuestros hijos a convivir y a respetarse, a que un hijo es de ambos y no propiedad de una sola persona; a que ese ser tiene sentimientos, que no es un objeto y que puede amar profundamente a la otra parte que le ha aportado la mitad de sus genes; entonces ¿por qué darle la tenencia absoluta a un solo individuo? ¿No sería más saludable para el niño compartir la formación? y que, en todo caso, el hijo una vez adulto elija libremente que afectos o enseñanzas considerar para su vida (no olvidemos que somos géneros opuestos pero totalmente complementarios, por este motivo ¿Por qué profundizar las divisiones? ¿Por qué no buscar una verdadera igualdad que es símbolo de justicia?

Por estas y otras acciones, y si analizamos someramente los modelos, de machistas o feministas extremos, llegaremos a la conclusión que no conducen a un puerto seguro, generan más distancias y rencores; por lo que ya es hora, en este mundo tan avanzado en distintos órdenes, de abandonar un sistema que no para de generar hijos huérfanos de padres vivos y de propugnar o trabajar en un “nuevo paradigma” donde prevalezca el sentido común, la igualdad absoluta en todas las direcciones, la libertad y un NO rotundo a las dictaduras (haciendo referencia a que nadie nos puede diagramar que podemos, o no, hacer los seres humanos dependiendo de su género) .

A su vez, sería interesante que comience a usarse la empatía y que comencemos, quizás, con pequeñas acciones positivas como dejar de estigmatizar injustamente a un grupo específico de personas y que tengamos presente que la mujer no proviene de un repollo, sino que es un ser humano, con virtudes y defectos.

“La violencia no es un tema de género, sino de patrones de conducta aprendidos durante la infancia” Erin Pizzey

Fuente: Master News

>http://www.masternews.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=51739%3A2016-11-30-03-31-02&catid=25%3Aregionales&Itemid=74

>http://www.masternews.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=51705%3A2016-11-28-18-51-39&catid=25%3Aregionales&Itemid=74

Las mujeres del fútbol doméstico de Buenos Aires fueron destacadas como las más violentas del año
Comentarios