Buscar

MUNDIARIO

Una empleada es detenida en Madrid por robar durante cuatro años 75.000 euros a una anciana

La mujer poseía numerosas cuentas en las cuales ingresaba pequeñas cantidades de dinero llegando incluso a acumular un saldo de 200.000 euros en un periodo corto de tiempo. 

Una empleada es detenida en Madrid por robar durante cuatro años 75.000 euros a una anciana
Vehículo del Cuerpo Nacional de Policía. / Mundiario
Vehículo del Cuerpo Nacional de Policía. / Mundiario

Firma

Maira Perozo

Maira Perozo

La autora, MAIRA PEROZO, es periodista. Colabora en MUNDIARIO, donde también coordina MUNDIEDICIONES. Tiene experiencia en el área política, pero también como asesora y moderadora de programas de televisión. @mundiario

Una mujer que trabajaba como empleada doméstica fue detenida tras descubrirse que ha robado 75.000 euros a una anciana que era su empleadora. El hecho ocurrió en Madrid, la mujer tardo cuatro años para sustraer la suma de dinero, incluso después de fallecida la anciana, ha informado la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en una nota de prensa.

La investigación se inició el pasado mes de abril cuando los agentes recibieron la información de una posible apropiación indebida por parte de una empleada del hogar. De inmediato, los investigadores se centraron en la "exhaustiva" indagación del patrimonio de la detenida, comprobando que poseía numerosas cuentas en las cuales ingresaba pequeñas cantidades de dinero llegando incluso a acumular un saldo de 200.000 euros en un periodo corto de tiempo.

Ahora bien, el saldo de las cuentas de la mujer, así como un vehículo y un piso que poseía en propiedad, eran de imposible justificación con los ingresos que obtenía por su trabajo. De esta manera se comprobó que sustraía el dinero de la tarjeta bancaria de la mujer de edad para la que trabajaba y de la que consiguió la clave de seguridad tras ganarse su confianza.

De la misma manera, los agentes pudieron averiguar que la mujer en la actualidad trabajaba cuidando a otras personas de edad. Pero en esta ocasión, aunque intentó apropiarse de sus tarjetas bancarias, en ningún momento se las facilitaron y no pudo llevar a cabo el hecho cometido con anterioridad.

La investigación sigue abierta para averiguar la procedencia del dinero acumulado en su cuenta bancaria por lo que no se descarta la aparición de otras víctimas. Además, durante el procedimiento de los hechos, el empleador actual de la arrestada comunicó a los agentes que le habían sustraído un reloj de alta gama por el procedimiento del hurto cariñoso. Los investigadores, que escasos meses atrás habían realizado una operación en colaboración con diversas plantillas policiales contra autores de este tipo de modalidad delictiva, pudieron comprobar que dicho hurto estaba relacionado con la operación y recuperaron en el Reino Unido el reloj denunciado. @mundiario