Buscar

MUNDIARIO

La muerte de 76 veteranos por un brote de coronavirus en una residencia sacude Massachusetts

Dos de los responsables del centro han sido acusados de negligencia por juntar a pacientes Covid-19 con otros que no presentaban ningún síntoma “en un espacio para 25 personas”.

La muerte de 76 veteranos por un brote de coronavirus en una residencia sacude Massachusetts
Residencia para veteranos. / RR SS.
Residencia para veteranos. / RR SS.

Ibed Méndez

Periodista.

La muerte de al menos 76 veteranos de guerra por un brote de coronavirus en una residencia sacude Massachusetts: dos hombres han sido acusados como responsables del caso criminal que podría ser considerado el primero de este tipo abierto en Estados Unidos. 


Quizás también te interese: 

Las residencias de mayores advierten de su fragilidad ante la nueva oleada de coronavirus

Trump dice que su gestión evitó miles de muertos por la covid-19 en EE UU




De acuerdo con The New York Times, los involucrados en la tragedia son Bennett Walsh, el responsable de la residencia Holyoke Soldier’s Home, y David Clinton, el antiguo director médico del centro. Ambos individuos han sido señalados como responsables directos de los decesos y podrían enfrentar varios años de prisión si finalmente son condenados. 

La fiscal general del estado, Maura Healey, ha explicado que los hombres enfrentan cada uno hasta 10 cargos dictados por un Gran jurado: desde abandono criminal de los residentes hasta “daños infligidos en estos”, al juntar a pacientes con Covid-19 con otros que no presentaban ningún síntoma “en un espacio para 25 personas”.

“Rompe el corazón pensar en cómo los residentes y el personal de este centro sufrió durante todos esos meses”, ha declarado Healey. “Walsh y Clinton fueron responsables de la decisión de mezclar a 42 veteranos”, añadía. “Esta investigación la iniciamos a petición de las familias que perdieron a sus seres queridos bajo trágicas circunstancias y para honrar la memoria de todos esos hombres que sirvieron con honor a su país”. 

La investigación está centrada en un hecho ocurrido el 27 de marzo: el personal de la residencia decidió mezclar los pabellones de veteranos con demencia y residentes totalmente sanos con el de los infectados por el SARS-Cov-2.  

“Aun sabiendo que la inculpación no va a devolver a los familiares a sus seres queridos, espero sinceramente que aporte consuelo a todos aquellos afectados por esta tragedia”, ha subrayado la fiscal general. “Haremos todo lo que sea necesario para que los culpables paguen por sus acciones”, concluía Maura Healey. @mundiario