Muchas dificultades para llevar la ayuda a los afectados por el tifón en Filipinas

Catedral Metropolitana en Palo (Leyte). / inquirer.net
Catedral Metropolitana en Palo (Leyte). / inquirer.net

Los habitantes de Tacloban deambulan desesperados, hambrientos, deshidratados, heridos y con la mente pérdida, mientras la anarquía se apodera de esta ciudad de de Leyte.

Muchas dificultades para llevar la ayuda a los afectados por el tifón en Filipinas

En Filipinas, los habitantes de Tacloban deambulan desesperados, hambrientos, deshidratados, heridos y con la mente pérdida, mientras la anarquía se apodera de la ciudad de esta ciudad situada en la provincia de Leyte, una de las zonas más afectadas tras el paso del tifón 'Haiyan', considerado el más fuerte de la historia y que, como informó ayer MUNDIARIO, ha causado más de 10.000 muertos, según estimaciones policiales.

Ni siquiera la Catedral Metropolitana de Palo se salvó de la furia del supertifón 'Haylan', que peló la azotea de la catedral y el techo.

A todo esto, los problemas para llevar la ayuda a los afectados por el tifón se multiplican. De poco sirve, al menos de momento, que Filipinas aprobase fondos adicionales (18,8 millones de euros) para ayudar a la población.

Según el diario El Mundo, efectivos de los ejércitos del aire, mar y tierra se dirigen a la isla arrasada debido a la inquietante situación de descontrol y aislamiento.

Las autoridades solicitan voluntarios y piden ayuda a policías, bomberos y militares del resto del archipiélago asiático, pues el caos es tan extremo que la prensa local lo compara con el Apocalipsis.

"Es imprescindible mantener el orden de los civiles, de lo contrario habrá más víctimas por la violencia entre los supervivientes que por el azote de la naturaleza", dijo Efren Nagrama, director del aeropuerto de Tacloban.

En Vietnam más de un millón de personas fueron evacuadas en el centro y el norte del país y los meteorólogos prevén lluvias torrenciales las próximas 24 horas en el sur de China.

Muchas dificultades para llevar la ayuda a los afectados por el tifón en Filipinas
Comentarios