Buscar

MUNDIARIO

Los teléfonos móviles, los preferidos de los carteristas en España

El robo de móviles es una tendencia constante, pero tiene picos a lo largo del año. Tanto en el verano, como en navidad este tipo de hurtos se dan con mayor frecuencia.

Los teléfonos móviles, los preferidos de los carteristas en España
Una persona usando el móvil. / Xunta
Una persona usando el móvil. / Xunta

Firma

Manuel Amaya

Manuel Amaya

El autor, MANUEL AMAYA, colaborador de MUNDIARIO, realizó sus estudios de Relaciones Internacionales en la Universidad Torcuato Di Tella, en Buenos Aires (Argentina). Máster en Comunicación Estratégica en la Universitat Ramon Llull. @mundiario

Los españoles representan uno de los públicos favoritos de las marcas tecnológicas, sobre todo de las empresas líderes en el sector de la telefonía móvil. La penetración de los smartphones en España se incrementa cada vez con más fuerza. De hecho, España supera la media europea, alcanzando el 92% de cuota de mercado de teléfonos móviles. Por ello, las compañías del sector se interesan cada vez más en este público y en sus preferencias a la hora de lanzar sus productos. Y si bien las últimas innovaciones que disrumpen en el mercado, presentan aumentos considerables de precios, esto no frena a los consumidores a la hora de adquirirlos. Y mientras los usuarios siguen actualizando sus dispositivos, una tendencia que crece a la par, es la del incremento en los robos de dispositivos de alta gama.

El robo de teléfonos móviles y de otros productos multimedia, no es una novedad. Estos dispositivos tecnológicos de alto valor en el mercado, se han convertido en los favoritos de los carteristas, ya que les permiten obtener más beneficios a corto plazo. Básicamente, los móviles han desplazado el robo de carteras y el descuido y la distracción de los usuarios, hacen que la tarea sea más fácil. Sobre todo, en situaciones donde hay una gran aglomeración de personas, como sucede durante fiestas, conciertos y hasta en el metro. Todos estos escenarios, propician el accionar de los rateros, que ven una mayor recompensa en los smartphones, sobre todo en aquellos de última generación, ya que estos alcanzan un valor más alto que el efectivo que pueda llevar encima una persona.

Las cifras con respecto al robo de móviles en España, demuestran que esta problemática está latente. Según las últimas estimaciones, en el país se roban 30 móviles cada hora. En el centro de Madrid, por ejemplo, se registran alrededor de 7 a 10 denuncias por sustracción por día. Aunque los números pueden llegar a 30 en una jornada concurrida de celebración. En este distrito, el robo de móviles supone entre el 50% y el 60% de los hurtos que se registran. Sin embargo, los smartphones no son los únicos dispositivos electrónicos que son robados a diario, las tablets y los ordenadores también son target de hurtos.

Si bien el centro de Madrid, representa el epicentro de este tipo de robos, la situación se replica en el resto del país. En Cataluña por ejemplo, son 200 los móviles que se roban al día, lo que equivale a 73.997 dispositivos al año. Además, de acuerdo a las cifras presentadas por la Secretaría de Estado de Seguridad, se registran 279.318 denuncias de hurtos al año. Aproximadamente la mitad de los hurtos de móviles en Cataluña, se producen en Barcelona, donde la cifra llega hasta los 36.064 robos.

Los hurtos de móviles se han generalizado en el último tiempo. Sin embargo, muchos usuarios continúan sin tomar las precauciones necesarias para evitar llevarse un disgusto. Según se desprende del I Estudio sobre el impacto emocional y económico del uso del móvil, realizado por SFAM e Ipsos y presentado durante el Mobile World Congress de Barcelona, el 85% de los españoles no asegura su móvil. Si bien el 55% de los españoles considera el smartphone como una herramienta esencial en su vida personal y profesional, solo un 15% cuenta con un seguro específico para protegerlo frente a situaciones de pérdida, robo o rotura.

fotonoticia_20190226125935-1902682639_640

Más allá de su alto valor, los smartphones suelen almacenar archivos e información privada. Es por ello que casi la mitad de los encuestados en el estudio de SFAM e Ipsos compara la pérdida del dispositivo móvil con la de su propia privacidad. Mientras que un 46% de los encuestados equipara el robo del móvil con la pérdida de su memoria.

Las opciones para proteger los móviles son varias, sin embargo, los usuarios todavía no tienen tanta conciencia sobre cómo cuidar estos productos. Muchos de ellos, recién comprenden la necesidad de resguardar sus dispositivos, una vez que ya es demasiado tarde. Generalmente, después de haber sufrido un robo, rotura o pérdida, los usuarios comienzan a darse cuenta de lo que significa.

El robo de móviles es una tendencia constante, pero tiene picos a lo largo del año. Tanto en el verano, como en navidad este tipo de hurtos se dan con mayor frecuencia. El año pasado, el portal Wifisimo anunciaba que los robos de los smartphones, aumentan un 30% en agosto. Durante este mes, se registró un robo de móvil cada dos minutos. Al ver estas cifras, queda claro que la mejor opción para evitar disgustos es asegurar los dispositivos. @mundiario