Movember Fundation o cómo buscar la igualdad a través de las diferencias

Una imagen promocional de Movember. / RR SS
Una imagen promocional de Movember. / RR SS
Uno de sus mayores logros hasta la fecha es haber hallado la “huella” genética de las células cancerígenas prostáticas, con objeto de encontrar tratameintos dirigidos y personalizados.
Movember Fundation o cómo buscar la igualdad a través de las diferencias

Este mes se cumplen ya 17 años desde que dos amigos, Travis Garone y Luke Slattery, quedaron en una taberna de Melbourne para hablar sobre un tercer amigo, aquejado de cáncer de próstata. Para apoyar a su amigo, decidieron dejarse el bigote ese mes, el cual estaba hacía tiempo pasado de moda, y, sin saberlo, fueron la semilla de un movimiento que ha trascendido a los cinco continentes y que ha unido a hombres y mujeres en favor de la salud del hombre.

De la contracción moustache y november, Movember surgió para cambiarle la cara a la salud del hombre, centrándose en cuatro puntos de gran prevalencia y relevancia en la salud masculina, el cáncer de próstata, el cáncer de testículo, el suicidio en el varón y la inactividad física.

Es bien conocido por la opinión pública que el cáncer de próstata es el cáncer más frecuente en varones, el segundo más frecuente entre ambos sexos, y la tercera causa de muerte en hombres. Quizás no sea tan conocido el hecho de que el cáncer de testículo es el tumor sólido (es decir, no de la sangre) más frecuente el menores de 35 años, o que se suicidan 60 hombres por minuto en el mundo. Y evidentemente la inactividad física y los factores de riesgo cardiovascular es uno de los males de las sociedades desarrolladas o en vías de desarrollo. Vemos, pues, que Movember toca cuatro palos de la baraja de la salud masculina de gran relevancia.

Pero Movember Fundation no es sólo cosa de hombres, es cosa de todos, de hombres y de mujeres, como así nos lo recuerdan las más de 6 millones de personas, los Mo Bro y los Mo Sisters, adscritas a la Fundación. Y tampoco es cosa de un país, es una iniciativa global sin ánimo de lucro que lleva más de 1250 estudios y proyectos financiados por todo el mundo, muchos de ellos de gran importancia por su nivel académico y sus implicaciones futuras.

De entre todos ellos, merece la pena resaltar el Plan de Acción Global GAP, una iniciativa a nivel global en la que trabajan más de 350 investigadores en todo el mundo (entre ellos dos en representación de España, el Dr. Juan Manuel Falcón Pérez y el Dr. Andreas Doll), en el estudio del cáncer de próstata y de testículo, de una manera coordinada, para evitar duplicaciones y sobrecostes y mejorar la eficiencia de los estudios hechos por las donaciones de Movember. 

Este plan trabaja en 5 objetivos de vital importancia: el estudio de biomarcadores que nos ayudan a distinguir los cánceres de alto y bajo riesgo (para distinguir los más agresivos), la búsqueda de pruebas de imagen que nos ayuden a ver antes y mejor los cánceres más agresivos, planes de vigilancia activa para así poder demorar tratamientos en pacientes de bajo riesgo o poco agresivos, la salud metabólica y el ejercicio físico como factores para enlentecer laprogresión del cáncer, y sobre la recidiva del tumor testicular en el testículo contralateral.

Uno de sus mayores logros hasta la fecha es haber hallado la “huella” genética de las células cancerígenas prostáticas, con objeto de encontrar tratameintos dirigidos y personalizados.

Los embajadores de Movember Fundation son su cara visible por todo el mundo. David Meca, Juan Diego Botto o Pepón Nieto son algunos de los embajadores españoles.  Paul McCartney, Silvester Stallone o Christoph Waltz son otros de los muchos embajadores repartidos por el mundo.

En estos tiempos en que el SARS-CoV-2 lo invade y lo inunda todo, está bien que recordemos, que la Covid-19 no lo es todo, y que tenemos que seguir luchando por todas y por todos, para buscar la igualdad desde nuestras diferencias. @mundiario

Movember Fundation o cómo buscar la igualdad a través de las diferencias
Comentarios