Buscar

MUNDIARIO

La mortalidad por la Covid-19 puede ser "engañosa" y "difícil" de comparar, advierte la OMS

El organismo refiere que  los casos también pueden ser diagnosticados erróneamente y atribuidos a otras enfermedades de presentación clínica similar, como la gripe.

La mortalidad por la Covid-19 puede ser "engañosa" y "difícil" de comparar, advierte la OMS
Imagen referencial de una mascarilla en tiempos de coronavirus. / Pixabay
Imagen referencial de una mascarilla en tiempos de coronavirus. / Pixabay

Maira Perozo

Periodista.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha comunicado que las estimaciones de tasa de mortalidad producto de la Covid-19 en los países "pueden ser engañosas", y resulta "difícil" de comparar entre ellos.

Para la instancia mundial de salud, existen varias razones, como cuál es su definición de muerte por coronavirus. Un informe de la OMS define la muerte por la Covid-19 como: "un fallecimiento el resultante de una enfermedad clínicamente compatible en un caso probable o confirmado, a menos de que exista una clara causa alternativa de muerte que no pueda relacionarse con la enfermedad (por ejemplo, un traumatismo)".


Quizá te pueda interesar

Hungría excluye a España como destino seguro y pedirá cuarentena o test


No obstante, considera que distintos países pueden estar utilizando definiciones de casos y estrategias de prueba diferentes o contando los casos de manera diferente, como por ejemplo, con casos leves que no se someten a prueba ni se cuentan.

"Las variaciones en la tasa de mortalidad también pueden explicarse en parte por la forma en que se manejan los desfases temporales", detalla el documento. Además, las diferencias en la calidad de la atención o las intervenciones que se introducen en las distintas etapas de la enfermedad también pueden influir.

Como elemento adicional, destacan  el perfil de los pacientes como por ejemplo: su edad, sexo, origen étnico y comorbilidades subyacentes, que bien pueden variar de un país a otro.

La OMS añade, además, que en el caso de la Covid-19, como en el de muchas enfermedades infecciosas, el verdadero nivel de transmisión "suele subestimarse porque una proporción considerable de personas infectadas no se detectan porque son asintomáticas o solo tienen síntomas leves y, por lo tanto, normalmente no se presentan en los centros de salud".

Por otra parte, lo atribuye a que puede haber segmentos de la población desatendidos que tienen menos probabilidades de acceder a la atención sanitaria o a las pruebas, también porque la capacidad de realizar pruebas puede ser limitada y restringida a las personas con casos graves y a los grupos de riesgo prioritarios como los trabajadores sanitarios de primera línea, los ancianos y las personas con comorbilidades.

Pero además, toma en cuenta que los casos también pueden ser diagnosticados erróneamente y atribuidos a otras enfermedades de presentación clínica similar, como la gripe.

Sin embargo, reitera que la gravedad de la Covid-19 está influida por la edad, el sexo y las comorbilidades subyacentes, y hay algunas pruebas de que otros factores, como el origen étnico, son también factores de riesgo independientes.

Por consiguiente, desde la OMS instan a calcular las estimaciones del riesgo de mortalidad específicas de cada grupo de riesgo "a fin de describir mejor los verdaderos patrones de mortalidad que se producen en una población". @mundiario