Moncho Rouco narra las memorias de un niño que vivió el tránsito de los años 60 a los 70

Ejemplares de Soño de infancia. / Mundiario
Ejemplares de Soño de infancia, de Moncho Rouco. / Mundiario

En el acto de presentación en Vigo intervendrán el editor, Manuel Bragado, la prologuista, María Xosé Porteiro, colaboradora de MUNDIARIO, y el propio autor, que con esta obra hace su primera incursión en la narrativa gallega.

Moncho Rouco narra las memorias de un niño que vivió el tránsito de los años 60 a los 70

Este viernes, 24 de marzo, a las 20 horas, se presenta en la Casa del Libro de Vigo, la novela Soño de infancia, editada por Ediciones Xerais, de la que es autor Moncho Rouco, escritor gallego residente en Canarias desde hace muchos años. Su libro está a medio camino entre el recuerdo pausado propio de los libros de memorias y el ritmo vibrante de los relatos de aventuras.

En el acto intervendrán el editor, Manuel Bragado, la prologuista, María Xosé Porteiro, colaboradora de MUNDIARIO, y el propio autor, que con esta obra hace su primera incursión en la narrativa gallega. Rouco narra las memorias de un niño que vivió en Galicia en el tránsito de los años 60 a los 70.

"Estamos ante una historia protagonizada por un chaval hijo del cuerpo –sí, del cuerpo de la Guardia Civil– revoltoso y pillo (...) La novela transcurre en un tiempo y en un espacio que anunciaban la entrada en una era de cambios tecnológicos, sociales y políticos, con Galicia a mitad de camino entre su querencia rural y el progresivo acomodo a la vida urbana –cuando las vacas comenzaban a dar la leche en bolsas de plástico–. (...) He aquí una propuesta narrativa poco frecuente con la que su autor, Moncho Rouco, aparece en la literatura gallega, para dejarnos un relato original, divertido y reflexivo a coro. Sospecho que su Soño correrá el destino de aquellos libros privilegiados que nos gusta compartir", comenta María Xosé Porteiro, escritora y periodista, autora del prólogo de esta obra, que también fue presentada en A Coruña.

Moncho Rouco narra las memorias de un niño que vivió el tránsito de los años 60 a los 70
Comentarios