¿Van a modificar genéticamente a las vacas para frenar el cambio climático?

Vacas en un prado al lado de un monte en Galicia. / Pixabay
Vacas en un prado al lado de un monte en Galicia. / Pixabay

Estudios han confirmado que los eructos del ganado (que son una poderosa fuente de metano) pueden provocar hasta un 20% de las emisiones de gases invernadero, por lo que se han planteado mejorar la genética de la especie para reducir sus terribles efectos.

¿Van a modificar genéticamente a las vacas para frenar el cambio climático?

Científicos se plantean una nueva alternativa para hacer frente al cambio climático: modificar genéticamente a las vacas. Estudios han confirmado que los eructos del ganado son una poderosa fuente de metano y pueden provocar hasta un 20% de las emisiones de gases invernadero.

Quizás también te interese: 

 

Los números son realmente llamativos: la cría de ganado produce el 18 % de todos los gases de efecto invernadero, lo que supone que las emisiones fomentan el calentamiento global de la misma manera que un coche familiar, e incluso con un impacto mundial similar al de la aviación. Es por eso que el Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario (Neiker-Tecnalia), en conjunto con ganaderos de Conafe, la Confederación de Asociaciones de Frisona Española, han puesto en marcha un proyecto llamado Metalgen (metano, alimentación y genética).

De acuerdo con El País, la iniciativa busca medir directamente las emisiones de metano de unas 1.400 vacas de la raza lechera Holstein en 14 granjas comerciales situadas en País Vasco, Navarra, Cantabria y en la provincia de Girona. “Es la primera vez que se hace esto en España y nuestro estudio es uno de los más grandes a nivel mundial”, ha subrayado Óscar González-Recio, responsable del proyecto.

Para cumplir con su propósito, los científicos han acoplado un tubo detector de gas a una máquina de ordeño. Este instrumento está programado para reconocer a cada animal, lo cual le permite a los autores medir el metano exhalado por las reses durante el ordeño. 

Los resultados del estudio comenzarán a ser incorporados en el programa nacional de mejora genética por cría selectiva. ¿El objetivo? Sencillo: que los terneros del futuro lleguen al mundo con una digestión más sostenible. 

Eso sí: los autores del análisis han dejado claro que no se contempla modificar directamente el ADN de las vacas, ya que esta es práctica prohibida actualmente en la mayoría de los animales destinados al consumo. @mundiario


 

¿Van a modificar genéticamente a las vacas para frenar el cambio climático?
Comentarios