La misión de la OMS en China empieza a investigar el origen de la pandemia

Uno de los expertos de la misión de la OMS en Wuhan, China. / El País
Uno de los expertos de la misión de la OMS en Wuhan, China. / El País
“No hay garantías de respuestas. Es una tarea difícil establecer por completo los orígenes, y a veces puede llevar dos, o tres, o cuatro intentos el poder conseguirlo”, dijo la OMS.
La misión de la OMS en China empieza a investigar el origen de la pandemia

Volver al lugar donde todo empezó. Eso es lo que el organismo encargado de velar por la salud pública mundial ha decidido hacer para descubrir en qué punto de la crisis estamos, por qué llegamos aquí y hacia dónde nos dirigimos como humanidad, sin importar fronteras, banderas ni países. El punto clave donde surgió la tercera pandemia más devastadora de la historia es ahora el punto de partida para un arduo estudio científico que podría arrojar pistas sobre cómo se pudo haber evitado esta crisis y cómo se podría prevenir el próximo brote viral mundial. 

Y es que el grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que arribó a la ciudad de Wuhan, China, hace dos semanas ya está listo para arrancar su trabajo de exploración, investigación y examinación de muestras con las que puedan eventualmente determinar la causa exacta de la pandemia de covid-19. Wuhan, una urbe de 11 millones de habitantes, es la zona cero de una pandemia que ya ha dejado más de 100 millones de contagiados y más de 2 millones de muertos en todo el planeta.

Los 14 investigadores, repartidos entre epidemiólogos, virólogos, inmunólogos y biólogos, cumpieron con su cuarentena obligatoria de 14 días en un hotel de esa ciudad para evitar cualquier contagio o brote espontáneo tras su llegada al gigante asiático, donde se cree que empezó la pandemia debido a una presunta transformación zoonótica (de animal a humano) del virus SARS-CoV-2 dentro del organismo de animales muertos comercializados en un mercado popular de Wuhan.

Sin embargo, la opacidad se mantiene como la constante en este complejo viaje que demuestra el secretismo del Gobierno chino en torno a la pandemia, de la cual ocultó cifras y datos que pudieron haber facilitado pistas sobre el surgimiento de la mutación del virus incluso mucho antes de que se registrara el primer caso en Wuhan.


 Quizás también te interesa:

Chile inicia su inmunización contra la covid-19 usando la vacuna china


El Ministerio chino de Asuntos Exteriores declaró este jueves, por medio de su portavoz Zhao Lijian, que los expertos internacionales “llevarán a cabo actividades que incluirán la celebración de seminarios e inspecciones” in situ, “con el compromiso de respetar las leyes y normativas pertinentes en el país”.

El problema es que la concepción de lo que para el régimen comunista chino significa “respetar las leyes del país” implica para la OMS o cualquier otro organismo internacional alinearse con las directrices del Gobierno de Xi Jinping, es decir, y muy probablemente, los expertos se verán obligados a no exponer información epidemiológica que pueda comprometer el Gobierno de China como un factor directo o indirecto en el surgimiento del virus, ya sea por negligencia, falta de control o represión estatal sobre la comunidad médica nacional para imponer una censura que no alterara a la población.

“No hay garantías de respuestas. Es una tarea difícil establecer por completo los orígenes, y a veces puede llevar dos, o tres, o cuatro intentos el poder conseguirlo”, dijo este mes el director del programa de emergencias de la OMS, Mike Ryan.

Aunque la génesis de esta crisis que trastocó todo el sistema de vida de la humanidad sea muy difícil de encontrar, lo cierto es que el mundo ya debe comenzar a prepararse para la próxima pandemia en aras de garantizar la supervivencia social, económica, sanitaria y, sobre todo, existencial de nuestra civilización. @mundiario

La misión de la OMS en China empieza a investigar el origen de la pandemia
Comentarios