El Ministerio del Tiempo se despide ¿hasta después del verano?

Imagen del capítulo 6 de El Ministerio del Tiempo. / RTVE
Imagen del capítulo 6 de El Ministerio del Tiempo. / RTVE

Con un inicio de temporada irregular en cuanto a audiencia, los dos últimos capítulos centrados en la figura de Goya y Lope de Vega junto a Cervantes, dejan mejor sabor de boca que su comienzo.

El Ministerio del Tiempo se despide ¿hasta después del verano?

En el último capítulo que se emitirá este jueves 6 de julio en La1 de TVE, los protagonistas Pacino, Amelia y Alonso intentarán salvar al rey Alfonso XII de un atentado. Tras este capítulo la cadena pública manda a esta serie de vacaciones sin fecha prevista de regreso, pero en ningún modo han anunciado su fin. De hecho la tercera temporada quedará esta noche a la mitad, pendiente del estreno de la otra mitad de los capítulos.

El Ministerio del Tiempo es una de las series de mejor calidad de la televisión española hoy en día. Técnicamente impecable, con unas actuaciones sobresalientes y un guión con mucho interés histórico que lleva al espectador a conocer a personajes míticos de otros siglos, sobre todo españoles, y sucesos de las épocas mezclados con ficción. Un orgullo de serie par el mercado español que se desliga así de las típicas y tópicas series de humor para toda la familia con tramas interminables y gags a veces de lo más grotescos (pero que triunfan).

El Ministerio del Tiempo, aunque alabada en general por la crítica y muy defendida por sus fans, no ha tenido el éxito de audiencia que se hubiese deseado, aunque las razones no habría que buscarlas en la calidad - impecable - si no más bien en los gustos del público general. ¿Qué prefieren ver los espectadores en televisión un jueves noche en vez de El Ministerio del Tiempo? La respuesta la tenemos en los datos de audiencia. Noche tras noche gana un reality show de Telecinco: Supervivientes, un programa que llega a alcanzar hasta un 28,7% de cuota de pantalla que se traduce en más de 3 millones de telespectadores viendo como famosos de medio pelo "sobreviven" en una playa de Honduras.

Mientras tanto, la serie El Ministerio del Tiempo cuando se estrenó, en febrero de 2015, terminó en torno a los 2,2 millones de espectadores cuando las series más exitosas de la época rozaban los 4 millones. En 2017, con su tercera temporada, el primer episodio registró un 12,6% de audiencia con poco más de dos millones. Se desplomó más de dos puntos en su segundo y promedió 1,7 millones. La caída se acrecentó aún más en el tercero con el que marcó mínimo histórico (1.441.000 y 9,1%). En el cuarto se recuperó hasta el 10,2% (1.557.000 espectadores) y el quinto capítulo 9,8% (1.478.000 millones de espectadores).

Si El Ministerio del Tiempo continúa por la línea tomada en los dos últimos capítulos, y no los tres primeros en los que se enredaron en tramas menos sugerentes como la Hitchcock, los espías o las brujas - pero he de decir que a la vista de los acontecimientos, eran obligados para introducir a los personajes con los que contarían en tramas posteriores como la joven Lola Mendieta o el espía ruso que se introdujo en el Ministerio, ya muerto (spoiler) -, tendremos de nuevo un producto muy interesante y entretenido para ver los jueves por la noche o en diferido a través de la web de RTVE.

Esperemos que la distribución de la serie por todo el mundo, gracias a la colaboración de Netflix con RTVE, haga que este orgullo de serie patria, al menos, termine la tercera temporada con la calidad que la caracteriza.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Sociedad.

 

El Ministerio del Tiempo se despide ¿hasta después del verano?
Comentarios