Buscar

MUNDIARIO

Miles de personas toman el aeropuerto de Hong Kong y fuerzan su cierre

El aeródromo, uno de los más circulados del mundo, planea retomar sus actividades con normalidad el martes por la mañana.
Miles de personas toman el aeropuerto de Hong Kong y fuerzan su cierre
Manifestantes en el aeropuerto de Hong Kong. / Twitter
Manifestantes en el aeropuerto de Hong Kong. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Los ciudadanos de Hong Kong han respondido este lunes a las represiones policiales del domingo que dejaron heridas a 45 personas, dos de gravedad. A primera hora de la tarde de este lunes (tiempo local), el aeropuerto de la ciduad fue tomada por los habitantes de la región para expresar su rechazo a la violencia empleada por las fuerzas de seguridad, especialmente contra una joven que fue impactada por una bola de goma en el ojo, perdiendo la visión de éste. La congregación duró un par de horas y muchos terminaron yéndose de forma voluntaria.

Las autoridades del Aeropuerto Internacional de Hong Kong, uno de los más transitados del mundo, canceló todos los vuelos programados de las 4 de la tarde en adelante, hora local. "La facturación para los vuelos de salida ha sido suspendida. A excepción de los vuelos que ya han completado la facturación y las llegadas que ya están en dirección a Hong Kong, todos los demás han sido cancelados para hoy", comunicó el establecimiento. Para el martes en la mañana se anticipa que todo volverá a la normalidad.

Las manifestaciones siguieron en el interior del lugar por cuarto día consecutivo, pues los manifestantes lo tomaron desde el viernes. Las autoridades respondieron evitando pasar a cualquier persona que no tuviera un boleto, pero la estrategia no funcionó y la manifestación siguió su rumbo. Pese a que en algún momento de la tarde se llegó a pensar que la policía tomaría cartas en el asunto, la opción se diluyó cuando los propios manifestantes empezaron a abandonar el lugar por su cuenta.

Respuesta del Gobierno

Pekín, mientras tanto, asegura que todo esto tiene claras señales de "terrorismo". Así lo explicó la Oficina para Asuntos de Hong Kong y Macao. "En los últimos días, los manifestantes radicales de Hong Kong han atacado en repetidas ocasiones a la policía con herramientas muy peligrosas, lo que constituye un crimen violento muy serio y empieza a mostrar señales de terrorismo", dijo Yang Guang, vocero de dicha oficina, que había pasado 22 años sin dar conferencias de prensa y en dos semanas ha dado ya tres.

El portavoz hizo alusión al lanzamiento de dos cócteles molotov en las protestas dominicales, una de las cuales dejó serios daños a un agente de orden. "Este tipo de violenta actividad criminal debe ser combatida con resolución y arreglo a la ley, sin dudas ni piedad”, explicó.

Ante los medios, Yang confirmó de nuevo su bendición a la policía, pidiéndoles ser más duros todavía contra los protestantes y redoblar su política de arrestos, algo seguido al pie de la letra por los agentes. Los policías antidisturbios dispararon pelotas de goma a menos de dos metros de las personas manifestantes y apuntaron directamente a la cabeza, violando todo lo emitido por convenciones internacionales. Uno de los proyectiles impactó a una joven, que perdió la vista en un ojo y su pronóstico médico es reservado.

El Gobierno central ve los arrestos en masa y el inicio del nuevo ciclo escolar como las únicas salidas a estas protestas que tienen inundada a Hong Kong desde hace semanas. La idea es que las aguas vuelvan a su cauce antes del 1 de octubre, cuando se celebre el 70º aniversario de la fundación de la República Popular, una festividad que el Partido Comunista toma siempre como exhibición de fuerza y unidad. @mundiario