México se divide entre quienes se oponen y aprueban la legalización del matrimonio gay

Marcha antigay. El País
Marcha antigay. / El País

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto ha intentado empujar una ley para aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo, lo cual ha avivado diversas reacciones a favor y en contra.

México se divide entre quienes se oponen y aprueban la legalización del matrimonio gay

Desde hace dos semanas en México la discusión no se ha centrado solo el ámbito político. El tema social que ocupa a muchos ahora es presionar para que se apruebe o no el matrimonio igualitario. Por un lado entre quienes están en contra de esta iniciativa figuran: el Frente Nacional por la Familia, sitios como HazteOir.org y CitizenGo.org, en su mayoría cercanos a las iglesias y algunos partidos de derecha.  Mientras que los diversos movimientos de diversidad sexual, organizaciones de Derechos Humanos y medios de comunicación piden que se avance con la propuesta.

El Gobierno, desde el Parlamento, ha optado por congelar su proyecto y no es para menos. El pasado 15 de septiembre enfrentó una manifestación que pedía su destitución, además su popularidad es la más baja de sus años que lleva gobernando. Algunos diputados de la oposición (PAN y el Partido de Encuentro Social) en este país latinoamericano, han sido señalados de manipular las marchas organizadas por las organizaciones conservadoras, sin embargo, los activistas han defendido que solo se trata de un respaldo y negaron que hayan recibido financiamiento alguno de los funcionarios o líderes religiosos.

En al menos dos manifestaciones distintas, el sector opositor al matrimonio gay sostuvo que la homosexualidad es reversible; la transexualidad, una enfermedad mental, y que los anticonceptivos causan esterilidad, según El País.  Esto causó una ola de indignación en redes sociales, incluso por parte de los mexicanos que se mostraron más neutrales a la propuesta. Habrá que esperar de qué forma reacciona Peña Nieto, quien desde ya tiene otra brasa caliente entre sus manos, sumado a las acusaciones de corrupción y varias presuntas anomalías que se le señalan. 

México se divide entre quienes se oponen y aprueban la legalización del matrimonio gay