Siete menores atacaron brutalmente a una niña 11 de años en Benejúzar

Una imagen de acoso a una niña / RR SS
Una imagen de acoso a una niña / RR SS

Uno de los vídeos de la víctima siendo humillada y golpeada fue enviado por mensajería privada y redes sociales.

Siete menores atacaron brutalmente a una niña 11 de años en Benejúzar

La violencia no tiene género o edad. Eso lo demuestran siete alumnos, seis niñas y un niño, del colegio Antonio Sequeros de Benejúzar, Alicante, quienes atacaron brutalmente a una niña de 11 años, a la que le propinaron patadas y puñetazos, al tiempo que grababan el acto. La agresión se repitió varias veces el mismo día 16 de marzo. De hecho, se conoció que la primera golpiza tuvo lugar en los baños de la biblioteca municipal e incluso, fue retransmitida por una videollamada  de cinco minutos a otros adolescentes.

El cruel acto hecho por “diversión”  fue llevado a cabo por menores en edades comprendidas entre los 11 y los 13 años, por lo que “no tienen responsabilidad” y son inimputables en los actos de índole penal que hayan cometido, aunque sus padres si pueden enfrentarse a una indemnización por concepto de responsabilidad civil.

En un vídeo posterior, que un familiar de la víctima hizo llegar a su progenitora, se observa un nuevo escenario de la agresión, en el consultorio médico de Benejúzar. Donde la agredida pregunta si “después de esto”, se puede ir a su casa, a lo que los atacantes respondieron negativamente y piden que “no le diga cositas a su madre”.

Investigan el suceso

Los padres de la víctima denunciaron los hechos ante la Policía Local, que a su vez informó a la Guardia Civil  y posteriormente, han puesto en conocimiento de lo sucedido a la Fiscalía de Menos de Alicante.

Asimismo, la Conselleria de Educación “ha activado los mecanismos previstos en el Plan de prevención de la violencia y de promoción de la convivencia escolar (Previ), y está acompañando al centro educativo para evitar que esta situación de acoso vuelva a ocurrir”, a la vez que se ha informado a la Delegación de Gobierno.

Por otro lado, la institución educativa, con el respaldo y asesoramiento del personal especializado de la Unidad de Orientación Educativa (UEO) de Convivencia y Conducta de Alicante, planea restablecer la convivencia y evitar nuevas agresiones, especialmente las grupales, así como alertar al alumnado de los efectos negativos del uso inapropiado de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

Al mismo tiempo, fuentes de la administración del colegio, señalan que se trabaja con el alumnado implicado en la agresión, realizando reuniones de mediación con sus familias. @mundiario

Siete menores atacaron brutalmente a una niña 11 de años en Benejúzar
Comentarios