Buscar

A mediados de siglo no habrá hielo en el océano Ártico durante el verano

El Ártico pierde hielo con el paso de las estaciones, sin embargo, en los últimos años los científicos advierten sobre la posibilidad de que este proceso termine siendo cada vez más intenso hasta que la zona quede sin hielo.

Deshielo en el Ártico. / National Geographic.
Deshielo en el Ártico. / National Geographic.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. Escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Twitter: @mundiario

Es muy probable que a mediados de siglo, el océano del Ártico se quede sin hielo. Estas predicciones son el resultado de los últimos registros obtenidos del Centro Nacional de Datos de Hielo y Nieve de EE UU y del Centro de Investigación Aerodinámica de la Universidad de Colorado, donde señalan que la capa de hielo antiguo que se forma en la región durante años, se habría derretido rápidamente.

La investigación señala que el hielo de cinco años de antigüedad ha registrado un mínimo histórico, junto a él también presentan los resultados del nivel de hielo marino que también se sitúa en uno de sus niveles más bajos debido al derretimiento por culpa del calor que está viviendo esa zona. Todo esto hace pensar a los expertos que a mediados de siglo el océano del Ártico se quede sin hielo con la llegada de cada verano.

Científicamente, los expertos explican el derretimiento por causa del agua de color más oscuro que es capaz de absorber más calor y por lo tanto, derrite el hielo de forma más rápida. ¿Por qué preocupa a la comunidad científica? La capa de hielo más antiguo, es decir, de varios años atrás suele ser más grueso que el reciente, y durante años había aguantado bastante bien el calor, pero a medida que este va desapareciendo por los niveles de calor, el hielo más reciente va cediendo gracias a su fragilidad. Lo que al final nos dejaría cero hielo en el Ártico.

The New York Times reseña algunas declaraciones de Mark A. Tschudi, investigador asociado del Centro de Investigación Aerodinámica de la Universidad de Colorado en Boulder, quien explica que el hielo de un año suele aumentar “durante el invierno y llega a su máximo comúnmente alrededor de marzo” y es durante el verano cuando “el hielo comienza a derretirse”.

Pero no todo el hielo se derrite, una parte de capa queda y se hace más gruesa con el paso de varios inviernos convirtiéndose en el hielo de varios años cada vez más grueso y resistente. Así van formándose varias capas de hielo conocido como multianual, y era capaz de durar más de una década.

Sin embargo, la mayoría del hielo actual del Ártico apenas tiene una antigüedad de uno o dos años. En otros tiempos las capas del hielo multianual se derretían gracias a que las corrientes lo empujaban hacías las aguas del sur mucho más cálidas, un asunto común y natural; el problema es que ahora esas mismas capas se están derritiendo en el mismo océano Ártico, causando que exista más agua abierta.

Hoy en día, el hielo del océano Ártico es mayoritariamente hielo de un año. Aunque el hielo más antiguo siempre se ha derretido cuando las corrientes lo empujan hacia el sur, a aguas más cálidas, ahora se está derritiendo más de ese hielo multianual dentro del océano Ártico, dejando tras de sí más agua abierta.

Además de los problemas a largo plazo que causa este detalle, también en un problema para la fauna del lugar. Animales acuáticos como los unicornios marinos se ven expuestos a depredadores como las ballenas asesinas. Mark Serreze, director del Centro Nacional de Datos de Hielo y Nieve de Estados Unidos, declaró para The New York Times, que muy probablemente “en 2030 ya veamos un océano Ártico sin hielo según la estación”, aunque algunos expertos señalan que será en “algún momento de la década de 2040, pero definitivamente vamos de camino hacia perder esa cubierta de hielo veraniega. Sinceramente, no creo que en este momento se pueda revertir algo”. Pocos años más o menos, el planeta está en camino a quedarse sin hielo en el océano Ártico. @mundiario