Buscar

Maternidad tardía: mujeres de más de 40 que no temen dar a luz

Tras ver los embarazos de estrellas del cine como Rachel Weisz o Halle Barry, cada días es más obvio que las mujeres se están deshaciendo de ciertos tabúes dejando que los años pasen para convertirse en madres cuando realmente se sienten preparadas.

Maternidad tardía: mujeres de más de 40 que no temen dar a luz
Mujer madura embarazada. / Cuidateplus.com
Mujer madura embarazada. / Cuidateplus.com

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. Escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Twitter: @mundiario

La nueva maternidad está convirtiéndose en el tema del momento, gracias a que hablamos de madres maduras que superan los 40 años y por sorpresa o decisión propia vuelven o empiezan a experimentar el fantástico viaje de ser madres. En España la tendencia no es nueva, cada vez son más las mujeres que deciden anteponer sus sueños antes de convertirse en madres y según el INE, el 33% de los niños nacidos son hijos de mujeres de más de los 35 años. Esta tendencia baja un poco en EE UU donde la maternidad comienza a los 26.

Estas cifras apuntan que las mujeres ya no temen a ese paradigma al que se han sometido durante años donde se enfrentan al reloj biológico y a los estigmas de la sociedad que las obliga a ser madres cuando están en la veintena. Sumado lo anterior, nos encontramos con ejemplos hollywoodiense de mujeres que superan los 40 para convertirse en madres. Así lo están haciendo Reichel Winsz que con 48 años será madre por segunda vez; Brigitte Nielsen hace poco mostró su avanzado estado de embarazo con 54 años encima y Diane Kruger será madre por primera vez a los 41 años.

 

Todas las anteriores mujeres tienen parejas estables y trabajos que les permiten sustentarse. Han cumplido sus sueños y han vivido todo lo que han querido y tras años concentrándose en otros aspectos, abrazan la maternidad sin tapujos. Un ejemplo que no podemos dejar pasar es el de Halle Berry, quien se convirtió en madre por segunda vez a los 47 años y habló sin complejos en The Wendy Williams Show: “Soy mucho mejor madre a los 46, o 41, de lo que habría sido a los 21 o 25. Entonces yo era una cría tratando de descubrir quién era, no era momento de tener la responsabilidad de ayudar a otra pequeña alma a desarrollarse o crecer. Estoy muy contenta de haber esperado”.

Nicole Kidman es otro claro e interesante ejemplo de la nueva ola de embarazos maduros. Ella quizás fue una de las veteranas de Hollywood, ya que tuvo su primer embarazo a los 41 años, algo que la propia actriz señaló que era algo muy deseado por ella y que finalmente logró luego de intentarlo en distintas ocasiones. Sin duda, se trata de un fenómeno muy interesante que seguramente veremos más seguido gracias a que las mujeres de ahora son más ambiciosas y se atreven a soñar con vidas muy distintas a las que nos tienen acostumbrados la sociedad. @mundiario

 

Find what makes you happy and fight for it ❤️ #love #family

Una publicación compartida de Brigitte Nielsen (@realbrigittenielsen) el