Más de 7.600 menores abandonan los centros de acogida por su “saturación”

Niños. /  Pexels.com
Niños. / Pexels.com
Un informe de Unicef revela las deficiencias en el sistema de protección y la falta de políticas para abordar la contingencia humanitaria migratoria.
Más de 7.600 menores abandonan los centros de acogida por su “saturación”

Según el último informe presentado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la situación de los menores migrantes en España ha alcanzado niveles preocupantes, con más de 7.600 niños y niñas que han abandonado los centros de acogida en los que vivían bajo tutela estatal en los últimos siete años. Este alarmante fenómeno, calificado por la entidad como "fugas", ha sido atribuido principalmente a las deficiencias y la saturación de estos centros debido a la falta de políticas efectivas para abordar la contingencia humanitaria migratoria.

En el análisis de las muertes y desapariciones en las rutas migratorias hacia España, Unicef recoge la preocupación del Centro Nacional de Desaparecidos (CNDES) del Ministerio del Interior por las desapariciones de la población migrante en los últimos años.

En cuanto a las nacionalidades de los menores desaparecidos, destacan aquellos originarios de Marruecos, Colombia y Argelia, lo que pone de manifiesto la diversidad de los perfiles de los menores migrantes que buscan protección en España.

Rutas migratorias

Además de las desapariciones, el informe de Unicef también aborda las trágicas muertes en las rutas migratorias hacia España, especialmente desde las costas africanas hacia Canarias. Según datos de la ONG Caminando Fronteras, entre 2018 y 2022 se registraron 11.522 víctimas, incluyendo 385 menores, mientras que en el primer semestre de 2023 se contabilizaron cerca de un millar de desaparecidos, entre ellos 49 menores.

Ante esta cruda realidad, Unicef propone la adopción de medidas urgentes, como la creación de un mecanismo nacional de identificación de personas fallecidas en las rutas migratorias y un procedimiento para localizar y comunicarse con las familias en los países de origen de los fallecidos.

El informe también denuncia la falta de información proporcionada a los menores no acompañados sobre la posibilidad de solicitar protección como refugiados, así como la escasez de especialistas en infancia y personal del sistema de protección en los puntos de desembarco y centros de atención humanitaria.

Unicef insiste en la necesidad de reformar el procedimiento para determinar la edad de los inmigrantes que se presentan como menores, exigiendo un enfoque que respete la presunción de minoría de edad y garantice la permanencia en el sistema de protección de infancia mientras no haya una decisión definitiva sobre la edad de los afectados. @mundiario

Comentarios