La marihuana cultivada bajo techo: un delito en alza en España

Cultivo de marihuana doméstico.
Cultivo de marihuana doméstico. / denverpost.com.

El reporte de la Fiscalía General del Estado con base a este año, recoge que en este 2017 las incautaciones de marihuana se dispararon un 32,82%, y la zona de Cádiz, Algeciras, repunta con el 40% del volumen total de las incautaciones. 

La marihuana cultivada bajo techo: un delito en alza en España

Estamos hablando de una técnica completa para cultivar dentro de casa en vez de en un suelo agrícola, y que cada vez carga con más aprehensiones, tanto de gente que quiere saciar su propio consumo, y ya no quiere pagar más, como de personas que quieren hacerse con una plata extra, sin tener que trabajar. Rubén Jiménez Rodríguez, quien es inspector jefe de la Policía Nacional de la sección 1ª o de cannábicos, de la brigada central de Estupefacientes de la Udyco (Unidad Central de Droga y Crimen Organizado) habló al diario a Abc del alza en el que se encuentra este tipo de cultivo ilegal y explicó que: “En España el consumo de marihuana está en auge y tiene mucha salida su negocio. Aunque su precio se está disparando, no es tan caro ni se consume tanto como en otros países como Reino Unido, pero aquí está mucho más extendido de lo que se cree”

Según apunta Jiménez, la entrada de dinero mensual que promete la venta de estos cultivos ronda entre los 3.000 y los 5.000 euros, por eso llama tanto al delito, y los cultivadores tienen la idea de que su penalización no es gravosa, por eso es frecuente escuchar o leer noticias de que se descubrieron alijos de marihuana en una casa.

Otra cosa que alerta, sobre este modalidad delictiva, es que la cosecha de esta planta se ha convertido incluso en fuentes de empleo ilegal, puesto que los que se dan a la tarea de comenzar este negocio, casi nunca son ellos los que están al pendiente del cultivo, si no que contratan a terceras personas, para que en caso de que la Policía intercepte la siembra, no resulten perjudicados, sin embargo, Jiménez apunta que tanto el celador como el promotor, son objetos de cargos.

Estadísticas

Ahora veamos, el inspector Jiménez ofreció al Abc unas estadísticas en relación a la marihuana intervenida durante el 2016, en las que únicamente la interceptada por la Policía Nacional fue de 3.564 kilogramos, de un total de 21.138 kg incautados por todos los Cuerpos de Seguridad. Igualmente, se intervinieron 184.176 plantas de las 724.611 que se descubrieron en 2016. Según acredita la última Memoria de la Fiscalía General del Estado. Durante el último año, las incautaciones de marihuana se dispararon un 32,82%, explicita el documento.

La rapidez con la que toma fuerza la producción y/o accesibilidad de esta droga se vuelve preocupante, los jóvenes son los principales públicos meta de este vicio, y ahora el problema no radica solo en donde se está vendiendo, sino donde se está cultivando. En este nuevo negocio la Policía argumenta haber encontrado cultivadores de todas las edades y de todos los tipos, empresarios, ingenieros, este tipo de delito no admite excepciones de carrera.

En la distribución que guarda el informe de la Fiscalía, esta reparte la droga desde el punto de vista geográfico así. Destacan Cádiz/Algeciras, con el 40% del volumen total de las incautaciones; Málaga (14%); Almería (12%); Murcia (11%); y Madrid (3%).

Hace falta atacar de lleno este delito, si ya la droga llegó a las casas a manera de cultivo, sobrepasando un límite legal importante, hay que ponerle pare antes de que su baja sea irreversible, antes de que termine por ser un “trabajo aceptable”. Se hace necesario además atacar este problema por la vía educacional, instruyendo en cuanto está penalizado este delito, para concientizar a muchas personas, sobre lo que podrían enfrentar. @mundiario

La marihuana cultivada bajo techo: un delito en alza en España
Comentarios