Buscar

Mariano Fortuny: reportero de la guerra de África

El reportero de guerra es uno de los oficios más peligrosos del mundo. De siempre los hubo, los hay y los habrás. El pintor Fortuny del silo XIX fue uno de ellos.

Mariano Fortuny: reportero de la guerra de África
La batalla de Tetuán de Fortuny. / Mundiario
La batalla de Tetuán de Fortuny. / Mundiario

Firma

Ramón Palmeral

Ramón Palmeral

Especializado en ensayos de investigación literaria. Ha publicado varios ensayos sobre Miguel Hernández. Dirigió la revista Perito y actualmente, el blog Nuevo Impulso. También ha sido colaborador de varios medios como Alicante Press, Diario Información y Levante-EMV. Ahora publica en MUNDIARIO.

Desde la antigüedad han existido lo reporteros de guerra que han sido los que nos han contado la historia de la batallas y de las guerras, o también fueron espías. Además los ha habido pintores y dibujantes, y de temas históricos como Diego Velázquez autor del cuadro La rendición de Breda (1634-1635), pero no estuvo Diego en la batalla. Sin embargo, lo que no es frecuente que sean pintores gráficos que estuvieron presentes en la guerra que pintaron. Uno de estos casos es el de Mariano Fortuny en la guerra de África.

Guerra de África (Primera Guerra de Marruecos).

Fue el conflicto bélico que enfrentó a  España con el sultanato de Marruecos entre  1859 y 1860, durante el período de los gobiernos de la Unión Liberal del general  Leopoldo O'Donnell (Presidente del Gobierno y ministro de la guerra) durante el reinado de Isabel II.  En esta guerra estuvo presente el pintor catalán Mariano Fortuny en 1860, becado por diputación de Barcelona para tomar apuntes de las acciones de guerra, a pesar de que ya existían las cámaras fotográficas o cámaras oscuras. Su estancia como reportero gráfico en tierras marroquíes fue decisiva para la renovación de su arte, entre los cuadros más famosos destacan pinturas históricas como La batalla de Tetuán (1862-64) que mide 3.0 X 9,72 metros, y otro cuadro como (1862-1863) óleo sobre cartón de 54 por 182 centímetros, en el museo del Prado. Los dos leones de la puerta de las Cortes se fueron fundidos con los cañones capturados al enemigo en la batalla de Wad-Ras.

Las causas de la guerra de África se debieron a que las ciudades españolas de Ceuta y Melilla sufrían constantes incursiones por parte de grupos marroquíes de la región del Rif. A ello se unía el acoso a las tropas destacadas en distintos puntos, sobre todo en  1840, 1844, 1845, 1848 y 1854. Las acciones eran inmediatamente contestadas por el ejército, pero al internarse en territorio marroquí los agresores ponían acabar en emboscadas y en más muertes, pues los grupos marroquíes además de ver valerosos guerreros eran extraordinario conocedores del terreno. La situación se repetía de forma habitual. En realidad el reino actual de Marruecos, no existía, sino que eran un sultanato, mas unas tribus o cabilas de jefes locales que no aceptaban la colonización española. Marruecos logró su independencia política de Francia y de España el día 2 de marzo de 1956; y el día 7 de abril del mismo año, Francia abandonó oficialmente su protectorado en Marruecos.

El Gran Marruecos es un concepto desarrollado por el gobierno de Marruecos en los años 1950 y 1960. Este último publicó un documento para reclamar territorios que han pertenecido históricamente a Marruecos como Mauritania, parte de Malí, parte del Sáhara argelino y Sáhara Occidental.

Breve biografía de Fortuny

Mariano Fortuny y Marsal nació en Reus el 11 de junio de 1838, falleció en Roma en 1874, De niño quedó huérfano a los seis años de edad, y fue criado por su abuelo; él fue su tutor y su mejor valedor en sus primeros años y en su edad temprana, favoreciendo su formación artística con el pintor reusense Domènec Soberano. Contaba con la pequeña ayuda económica de dos eclesiásticos de Reus. Fue aprendiz  con el platero y orfebre miniaturista Antoni Bassa, quien influirá en la minuciosidad que caracterizará en el futuro su pintura

En 1862 y 1871, Fortuny volvió a Marruecos, obedeciendo a una atracción que había de proyectarse también en las preferencias de Fortuny como coleccionista (reunió importantes piezas de cerámicas, marfiles y armas hispanoárabes.

Otros pintores de la guerra de África

Otros pintores de la guerra de África fueron Francisco Sanz y Cabot  y Eduardo Rosales, pero estos pintores no estuvieron presentes en la referida guerra.  Nació Francisco en Gerona en 1828, desde muy joven comenzó a tomar clases de pintura. Se formó en la Escuela de la Lonja de Barcelona (1850-1855). Especialista en pintura de historia, destacó con su cuadro Episodio de Trafalgar (1862) En 1865 retrata al general Juan Prim en el cuadro El general Prim en la guerra de África (1865). Cuando residía en Madrid, recibió en su estudio al joven Mariano Fortuny, que le contó sus vivencias.

Eduardo Rosales Gallina, nació en Madrid en 1836, es autor de  La batalla de Tetuán de 1868 (cuatro años después del de Fortuny).

A modo de conclusión

Desde este humilde artículo mi reconcomiento al oficio de reportegro grafico de guerra, y mi honra a aquellos que perdieron la vida como José Couso que en Bagadad eel 8 de abril de 2003. Sin ellos, nuestra información sería deficiente. @mundiario